Local

El PSOE movilizará a sus dirigentes para explicar los planes de Zapatero

El PSOE sacará a todos sus efectivos a la calle para informar a los ciudadanos de la reforma fiscal que planea el Gobierno.

el 21 sep 2009 / 20:11 h.

TAGS:

El PSOE no es ajeno al malestar que existe entre la ciudadanía por el anuncio de una subida de impuestos y por ello sacará este otoño a la calle a sus dirigentes, incluidos todos los miembros del Gobierno, para que informen sobre sus medidas económicas y fiscales y de los próximos presupuestos generales. Así lo anunció ayer la secretaria de Organización del partido, Leire Pajín, tras la Comisión Ejecutiva Federal socialista, que se reunió dos días después del Comité Federal, en el que los socialistas mostraron su respaldo al proyecto de José Luis Rodríguez Zapatero para afrontar la crisis.

Un Comité Federal, según Pajín, en el que muchas voces recordaron que la seña de identidad socialista es la preocupación por los problemas reales de la gente y “no dejar que nada nos desvíe de lo importante”. Además, explicó que los presupuestos serán “austeros en el gasto corriente pero ambiciosos en el gasto social”. Pajín aprovechó el momento para decir que otros, mientras tanto, se ocupan a diario de “sembrar desconfianza en la economía, en los trabajadores o en las empresas”, en referencia al Partido Popular, al que advirtió de que proponer “atajos de eficacia incierta” no garantiza “ni la recuperación, ni mucho menos que superemos juntos las dificultades”.

No obstante, Pajín no concretó en qué consistirá esta movilización de dirigentes socialistas, que sacará a las calles “a lo largo y ancho de todo el territorio” a ministros, diputados, senadores y otros cargos del partido para que expliquen la política económica y de protección social, el aumento de impuestos anunciado por el jefe del Ejecutivo, o las medidas que sentarán las bases de una nueva economía más sostenible.

Tampoco avanzó el presidente del Gobierno en qué consistirá su reforma fiscal, aunque aseguró ayer ante la dirección de su partido que a los socialistas les “gustará”. Les emplazó al próximo sábado, cuando el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE). Admitió que los detalles dependerán de las posibilidades de pactar en el Congreso con unos u otros grupos y se centró más bien en hacer pedagogía de la subida de impuestos.

Esta falta de concreción sobre la subida de impuestos no está exenta de críticas, tanto los empresarios como el líder de la oposición Mariano Rajoy, reclaman al presidente que rectifique su política económica. “A estas alturas andar de propaganda, presumiendo si andamos mejor o peor no tiene sentido”, dijo Rajoy, y consideró que es necesario “decir la verdad”, ya que “las cosas no están bien pero se pueden poner bien y hay que trabajar para que se pongan bien”. De esta forma respondió a las declaraciones del jefe del Ejecutivo a la revista Newsweek, en la que asegura que en España “la recesión será menor que en otros países europeos” y subraya que “basta con salir a la calle” para ver que España no se está hundiendo.

Adelanto electoral. La situación económica está dando tantos dolores de cabeza al Ejecutivo que ya hay voces que reclaman el anticipo de las elecciones como el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), José Ramón Quintás, una petición que fue contestada ayer con contundencia por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, quien aseguró que no hay razón alguna que justifique un adelantamiento de las elecciones generales. Tesis que comparte con Leire Pajín.

En una entrevista a la COPE, Chaves subrayó que el presidente de la CECA “no ha dado ninguna razón de porqué se tienen que adelantar las elecciones” y subrayó que los comicios se celebrarán cuando se cumplan todos los años de mandato. El vicepresidente tercero, indicó que Quintás siempre se ha quejado de que los políticos “interfieren” en la vida de las cajas, mientras que él, como presidente de las cajas, puede interferir en la política de este país. En una situación de crisis económica como la actual, en su opinión, “no es razonable y no tiene ningún sentido” adelantar las elecciones.

  • 1