El PSOE nazareno pedirá al Estado la anulación del decreto de 1937

El Gobierno local lleva a la vía administrativa el conflicto fronterizo con la capital hispalense. Los servicios jurídicos municipales están estudiando la legislación española desde 1936.

el 18 abr 2010 / 18:36 h.

El equipo de gobierno (PSOE) de Dos Hermanas ha decidido iniciar una vía administrativa -tras el revés dado por el Tribunal Supremo (TS) en febrero pasado- en la que pedirá al Estado la nulidad de pleno derecho del decreto 331 de 28 de julio de 1937, en el que se segregaron 2.763 hectáreas del municipio nazareno a favor de Sevilla. El secretario general de PSOE de Dos Hermanas y portavoz municipal, Agustín Morón, aseguró que si administrativamente no se concede la nulidad, acudirían al Tribunal Constitucional (TC), único recurso por vía judicial que les queda después de que el Supremo diera la razón al Ayuntamiento de Sevilla.


Una década hace ya que colea el conflicto territorial entre Dos Hermanas y Sevilla y no parece que haya perspectivas de que se llegue a una solución próxima, y ni mucho menos negociada, tras los continuos reveses en los tribunales, primero del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y luego de TS, tras el que el Ayuntamiento hispalense dio por finalizada cualquier posibilidad de alcanzar un acuerdo para la cesión de terrenos.

Por esta razón, la última decisión del Ayuntamiento nazareno es abrir una vía administrativa con el Estado en el que se pida la nulidad del decreto que segregó los terrenos de Dos Hermanas. Para ello, los especialistas en Derecho de la Casa Consistorial están revisando con lupa toda la legislación española desde 1936, con objeto de demostrar la ilegalidad del decreto, elaborado por una comisión gestora que designó un teniente del general Francisco Franco.

Todavía falta tiempo para que se saquen conclusiones de este repaso a la Historia de la Justicia española, pero Agustín Morón ya adelantó que la redacción del decreto 331 era ilegal para los dos bandos. En el caso del gobierno de la II República, ya que ambos ayuntamientos habían iniciado negociaciones para el traspaso de terrenos antes del golpe de Estado de 1936, la adopción de un acuerdo así implicaba una serie de procesos que no se cumplieron: era necesario que se llevara a pleno municipal y fuera votado por los partidos, y además había que hacer una consulta a la población, en lo que Morón definió ayer como "una especie de referéndum". Ninguno de esos pasos se dio por el inminente inicio de la Guerra Civil.

Por el lado del bando nacional, la situación no es tan clara. Es evidente que, pasado un año de la rebelión contra el Estado, su legislación no era tan extensa. Aunque sí está claro que el decreto 331 se hace con la intención del bando nacional de evitar que el Hospital Militar no estuviera situado entre ambos términos municipales, como así era. Pero en ese mismo decreto se especificaba que algunos de los terrenos del término municipal de Sevilla pasarían, a cambio, a formar parte de Dos Hermanas, entre ellos los terrenos de la Ermita de Cuarto y alrededores. Cosa que tampoco se cumplió.

Desde el Consistorio nazareno aseguraron también que, a pesar de esta nueva apertura del conflicto por la vía administrativa, continúan dispuestos a negociar con el Ayuntamiento de Sevilla. Pero esta vía parece más que cerrada. Al menos eso es lo que indicaron fuentes del Consistorio hispalense tras conocer que el TS daba de nuevo la razón a la capital en detrimento de las expectativas nazarenas. Éste había creado meses antes una comisión que se iba a encargar de negociar con el Ayuntamiento de Dos Hermanas, pero tras conocer la sentencia indicaron que no tenía sentido que siguiera adelante.

  • 1