Local

El PSOE pide la retirada del reglamento del CESS


el 18 ago 2012 / 11:28 h.

TAGS:

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Sevilla registró el pasado viernes sus alegaciones al proyecto de modificación del Reglamento del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) en las que solicita que se retire el acuerdo aprobado por el gobierno del PP y se abra un nuevo proceso de diálogo con los agentes sociales, económicos y políticos de la ciudad para elaborar un texto consensuado que permita el correcto funcionamiento de este órgano consultivo del Ayuntamiento. Para el Grupo Socialista, el nuevo reglamento impulsado por el PP es "nulo de pleno derecho, arbitrario y partidista".

En las alegaciones registradas el pasado viernes por la concejal del PSOE Susana López, el Grupo Socialista advierte de que el reglamento aprobado por el gobierno del PP es "nulo de pleno derecho" por defectos de forma al no haberse cumplido los requisitos de la tramitación de un reglamento de carácter orgánico. "Se debe recoger el carácter orgánico del reglamento, se debe exigir y advertir de manera expresa que tiene que ser aprobado por mayoría absoluta, y se debe incluir un informe del secretario general del Pleno. Sin embargo, no se ha cumplido ninguna de estas exigencias", recoge el texto de las alegaciones del Grupo Socialista.

Al margen de estos defectos de forma que convierten en "nulo" el reglamento, para el PSOE la nueva normativa del Consejo no puede aprobarse sin un dictamen previo del propio CESS ya que no es suficiente su aprobación por parte del Ayuntamiento, como ya advirtió el propio secretario del Ayuntamiento en un informe que forma parte del expediente. "Sin embargo, se obvia este requisito indispensable a la hora de elaborar el reglamento", recogen las alegaciones del Grupo Municipal Socialista, en las que se denuncia además que no se ha permitido la necesaria participación de los grupos políticos de la oposición.

Este reglamento, que se ha elaborado "a espaldas o en contra de los representantes de las organizaciones económicas, sociales y profesionales de la ciudad", permitirá además una utilización "partidista y arbitraria" del Consejo Económico y Social de Sevilla. En primer lugar, porque "la inclusión de entidades vecinales en el pleno dependerá de la sola voluntad del alcalde, de forma que se podrán designar a asociaciones creadas o dirigidas por el alcalde procurando de esta forma informes y dictámenes adecuados a los intereses políticos del gobierno". Y, en segundo lugar, porque se establece que el director técnico, un cargo que lleva más de una década sin cubrirse, podrá ahora ser designado exclusivamente por el gobierno local sin que el Consejo tenga ni siquiera que confirmarlo. "Esta claro que el Ayuntamiento quiere nombrar a un director y que este nombramiento quiere realizarlo de espaldas a los representantes de los ciudadanos. Es innecesario y posiblemente antidemocrático que para cubrir estas necesidades se otorgue la competencia al alcalde al margen del resto de representantes de la ciudadanía", resume el Grupo Socialista en sus alegaciones.

"Es un reglamento para cuya tramitación se ha prescindido total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido, ya que se ha obviado la naturaleza orgánica del consejo y el informe preceptivo del CESS. No se determinan los requisitos de las asociaciones vecinales para formar parte del consejo a pesar de que la ley exige que sean las más representativas, se quitan competencias al pleno para nombrar al director técnico para que el alcalde pueda elegir a quien considere oportuno y se obvia la participación de los grupos políticos en la elaboración de la norma", resume el Grupo Socialista en sus alegaciones en las que solicita que se retire el reglamento y se inicie un nuevo proceso de diálogo para elaborar otro texto consensuado.

  • 1