miércoles, 24 abril 2019
00:19
, última actualización
Local

El PSOE pide reabrir el caso de la moción de censura

El sumario de la trama Gürtel desvela que fondos de la red de corrupción se utilizaron para desbancar a los socialistas de la alcaldía de este pueblo en el Aljarafe más edificado.

el 09 abr 2010 / 16:09 h.

TAGS:

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Bormujos, Juan Antonio Iglesias, el ex alcalde desbancado por la supuesta compra de un tránsfuga con dinero de la trama Gürtel, espera que el examen del sumario de la investigación del caso Gürtel revele "elementos tangibles" para que su partido pueda promover la reapertura de las diligencias archivadas en 2006 por el Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla en torno a un posible intento de soborno en el que se habría visto involucrado el edil independiente que participó en la moción de censura de 2005, José Sánchez.

Iglesias, en declaraciones a Europa Press, rememoró que cuando el 22 de diciembre de 2004 el Partido para el Desarrollo de Bormujos (PDB) formalizó una moción de censura en su contra junto a la entonces única edil del PP y actual alcaldesa, Ana Hermoso, y el concejal "tránsfuga" recién "desligado" del grupo independiente socio del PSOE AIB-La Paloma José Sánchez, "parecía claro que no era una moción de censura al uso".

Tras las elecciones municipales de 2003, los socialistas se habían coaligado con los tres ediles independientes de AIB-La Paloma para arrebatar la Alcaldía a los independientes de Baldomero Gaviño (PDB) y, tras un año y medio de mandato en un gobierno de coalición, comprobaron cómo uno de los tres concejales de La Paloma se "desligaba" de su grupo para participar en una moción de censura que, finalmente, devolvió el mando a Gaviño.

Actualmente, el PDB y el PP gobiernan en coalición merced al acuerdo de gobierno suscrito tras las elecciones municipales de 2007, en las que los independientes de Gaviño se alzaron como la fuerza más votada pero no cosecharon la mayoría absoluta. Gaviño abandonóhace pocas semanas la alcaldía para entregársea a su socia Hermoso.

Para Iglesias, tras ser formalizada la moción de censura estaba claro que tras ella residía alguna trama "urbanística", sobre todo porque posteriormente, los dos ediles restantes de AIB-La Paloma "salieron públicamente a la prensa" y denunciaron ante la Brigada de Delitos Económicos de la Policía Nacional que fueron objeto de "un intento de soborno" en torno a esta moción de censura. Aportaron un CD con conversaciones que fue desestimado como prueba durante la instrucción del llamado caso Bormujos, finalmente archivado por el juez en 2006. Además, advirtió de que en el PSOE "no nos explicábamos cómo una gente de Madrid venía así aquí", en alusión al papel del empresario madrileño Jesús Calvo Soria, supuesto pagador.

"La falta de pruebas" motivó que en 2006, el juzgado de Instrucción nº 2 de Sevilla archivase la causa incoada en torno a un presunto intento de soborno a los tres concejales independientes de AIB-La Paloma, dado que dos de ellos sostenían que el empresario Eusebio Gaviño, uno de los imputados por supuesto intento de soborno del Ayuntamiento de Camas, les había ofrecido en noviembre de 2004 unos 800.000 euros en representación de un grupo inmobiliario de Madrid vinculado a Calvo Soria para facilitar una operación urbanística. En esta causa el propio Baldomero Gaviño estuvo imputado por cohecho antes de que llegara el carpetazo.

En ese sentido, y dadas "las declaraciones" recogidas en el sumario de la investigación incoada en torno a la supuesta trama de financiación ilegal del PP, Iglesias explicó que espera que un examen más profundo del sumario permita al PSOE "elevar" estas revelaciones a la Fiscalía y "reabrir" la causa a partir de "elementos tangibles".

  • 1