Local

El PSOE plantea ayudas a empresas para contratar educadores infantiles

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que si gana las elecciones concederá financiación a las empresas que, a petición de al menos seis trabajadores, contraten un educador infantil para hacerse cargo de los niños.

el 15 sep 2009 / 00:46 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que si gana las elecciones concederá financiación a las empresas que, a petición de al menos seis trabajadores, contraten un educador infantil para hacerse cargo de los niños de entre cero y tres años.

"El objetivo es que en aquellas emporesas donde haya seis trabajadores que lo soliciten haya un educador que se haga cargo de la educación infantil, por supuesto con el apoyo y la financiación del gobierno, para los niños de cero a tres años", explicó Zapatero en un acto en la sede de UGT-Madrid.

Zapatero recordó que en esta legislatura su Gobierno ha duplicado las plazas de educación de cero a tres años y que ha comprometido la creación de 300.000 más para la próxima. Recordó además que aunque el Ejecutivo del PP hizo una ley sobre la educación de tres a seis años, fue el PSOE quien la dotó de recursos e hizo posible su aplicación.

El candidato del PSOE defendió su oferta de un nuevo diálogo social ampliado durante la próxima legislatura --incluyendo asuntos de educación, política industrial y cambio climático" y se comprometió a que en los próximos cuatro años sólo habrá leyes sociales y del mercado laboral "si hay acuerdo con sindicatos y empresarios". Además, dijo, "no habrá ninguna ley que sea de retroceso o recorte, habrá leyes de mejora, de nuevos derechos y de mejores prestaciones".

Zapatero se refirió así una vez más al "decretazo" que impuso el Gobierno del PP en 2002, "cuando empezó a venir el viento de cara" y se refirió a él como una "medida brutal como las que le gustan a Cañete", en referencia a la exigencia que hizo hace varias semanas el dirigente del PP Miguel Arias Cañete de acometer reformas económicas "brutales" contra la desaceleración.

Así, incidió en que el PSOE gobernará con diálogo mientras que "los triempo del ordeno y mando, de no contar con la gente, de la política antisocial, autoritaria y antigua han quedado atrás para siempre". Aseguró además que el 10 de marzo la primera llamada que hará será a los sindicatos y patronales para poner en marcha el nuevo diálogo social hacia una España "competitiva, próspera pero decente".

Zapatero agradeció a los sindicatos que esta haya sido la legislatura de mayor paz social, lo que "contribuye al desarrollo y la confianza" y se comprometió a seguir trabajando para reducir la precariedad y la tasa de temporalidad por debajo del 25%, mejorar la "dignidad" de las pensiones mínimas y avanzar en los derechos de las mujeres y para ello destacó que los primeros que tienen que dar ejemplo son los hombres.

"Os pido un esfuerzo singular por objetivo nacional: que en este país no haya una sola mujer discriminada salariamente por ser simplemente mujer, es inaceptable", proclamó.

Se comprometió también a seguir promoviendo viviendas protegidas liberando terrenos de organismos estatales y confió en que "ninguna comunidad autónoma, ningún ayuntamiento bloquee ninguna operación de desarrollo de vivienda protegida como la operación campamento en Madrid porque el Gobierno había puesto suelo en Madrid".

Zapatero insistió en que el Gobierno "ha hecho bien las cuentas" y eso le permitirá "financiar políticas sociales" y ayudar a quienes lo necesitan, por ejemplo con medidas para ampliar el plazo de las hipotecas.

Por ello, pidió el voto para seguir avanzando en derechos sociales, para alcanzar el 0,7 por ciento del PIB en ayuda al desarrollo y para apoyar la escuela pública y que tenga "tantos medios como la mejor escuela privada". Expresó su apoyo además a la asignatura de Educación para la Ciudadanía y estimó que al PP "no le interesa que haya ciudadanos en el sentido más profundo de la palabra, que piensen por sí mismos".

INMIGRACION

Aseguró asimismo que proseguirá el diálogo social en materia de inmigración, "con la gente que sabe de verdad lo que pasa en la empresa" e hizo hincapié en que gracias a ello las decisiones que ha tomado el gobierno "funcionan".

En el capítulo de inmigración, acusó sin mencionarlo al PP de hablar de los inmigrantes "como si no fueran seres humanos" y como si los españoles no hubieran emigrado nunca. "Seguramente algunos ni se enterearon de que en determiandas épocas de la dictadura muchos tuvieron que salir a buscar esperanza fuera de España y tampoco se enteraron, o miraron para otro lado, de que miles y miles de demócratas tuvieron que salir también por la persecucion politica".

Para Zapatero, "algunos sólo viven del pesimismo, de anunciar catástrofes, de hacer renacer la imposición de las ideas y el sectarismo" y son incapaces "de saber que hoy hay una España orgullosa y valiente". Así, se mostró convencido de que el 9 de marzo "va a ganar la convivencia y el diálogo" y los intereses de jóvenes y trabajadores.

El jefe del Ejecutivo no hizo referencia a algunos de los temas que había destacado en el escenario, minutos antes, el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez: el aborto y la financiación de la Iglesia. Zapatero, sentado entre el público, había aplaudido cuando Martínez habló del derecho de las mujeres a decidir, pero no cuando mencionó a una Iglesia "injustamente subvencionada".

  • 1