Local

El PSOE propone excluir sólo a la capital de la nueva Diputación

El modelo propuesto por Villalobos permitiría un ahorro de un 40% en diputados y asesores políticos

el 09 oct 2011 / 19:53 h.

TAGS:

Una Diputación de Sevilla pero sin Sevilla. La medida de ahorro lanzada hace una semana por el presidente del PSOE de Sevilla -y del ente provincial-, Fernando Rodríguez Villalobos, en la Conferencia Política de su partido en Madrid planteaba la exclusión de "las grandes ciudades" de la Diputación para rebajar un 40% el número de cargos políticos, pero no especificaba qué municipios se verían afectados finalmente. Esa matiz ha sido aclarado por fuentes socialistas que aseguran que en ese tijeretazo sólo se quedaría fuera una: la capital hispalense.


La propuesta de ahorro de Villalobos, que quería contrarrestar las voces que sugieren la supresión de las diputaciones, seguirá contando con Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Utrera, los otros tres municipios que superan los 50.000 habitantes, en la elección y designación de diputados y cargos políticos, dado que sí tienen proyectos comunes y reciben servicios de la Diputación, como la gestión de los tributos municipales (Opaef). Cosa que no ocurre con la capital hispalense, con la que "no hay colaboración", sino que la relación se restringe a la aportación exigida desde el Consistorio a la Diputación para grandes proyectos como el Estadio Olímpico o la ampliación de Fibes, tal y como ha argumentado en varias ocasiones el presidente del ente provincial, que ya ha avanzado que no dará "ni un euro más" a nuevas iniciativas.


La única damnificada sería, por lo tanto, la capital, con el argumento de que, pese a esa escasa vinculación, sí tiene peso político en la composición del pleno provincial, como se refleja en el Partido Judicial de Sevilla -donde está la capital y parte del Aljarafe-, en el que se decide cada cuatro años 18 de los 31 diputados.


La duda está en si detrás de la propuesta hay alguna disputa política. En el trasfondo subyace que llega en un momento en que la Diputación (PSOE) y el Ayuntamiento (PP) son de signo político diferente. Ante esas especulaciones, Villalobos siempre ha matizado que, desde su llegada a la presidencia de la Diputación en 2004, quiso distanciarse de la capital y centrarse en los pueblos, aunque se encontró con acuerdos pasados que hasta la fecha sigue asumiendo. "Me quejé a Monteseirín y ahora me quejaré a Zoido", recalcó Villalobos en un acto celebrado a final de agosto.

  • 1