Local

El PP estudia volver a permitir el tráfico privado en la calle Betis

Hace tres meses se aprobó iniciar un estudio que planteaba su peatonalización. El borrador del plan de movilidad baraja dos vías: peatonalizar Betis o la calle Pureza.

el 04 jul 2013 / 19:21 h.

  La Junta Municipal del Distrito Triana estudiará eliminar las restricciones al tráfico privado en Betis. / Paco Puentes La Junta Municipal del Distrito Triana estudiará eliminar las restricciones al tráfico privado en Betis. / Paco Puentes Danos tu opinión sobre esta noticia en nuestra página de Facebook.   La calle Betis se debate entre su peatonalización, como ya se quiso emprender hace diez años, o volver a abrir sin restricciones al tráfico. La Junta Municipal del Distrito Triana ha reabierto este espinoso conflicto, pasando en sólo tres meses de aprobar los estudios para su peatonalización (en abril) a variar su postura y plantear el pasado miércoles la alternativa de eliminar la limitación de acceso, ya que actualmente sólo pueden entrar los residentes debidamente acreditados, para permitir el libre flujo de tráfico. El PSOE, a través de su concejal Joaquín Díaz, criticó la aprobación de este último estudio, que plantea levantar la restricción de sólo para residentes que mantiene la calle, al considerar que va contra el proceso de peatonalización que se estaba planteando para esta vía. De hecho, votó en contra de la moción presentada en el distrito, sobre todo después de que en abril se aprobara a petición de una asociación de mujeres empresarias de la zona de estudiar la peatonalización. Díaz aludió a que la calle Betis no está preparada para absorber tal flujo de coches, más si cabe después “del nuevo giro de acceso a Triana desde el Paseo de Colón”, y sustentó su teoría en la gran cantidad personas que transitan por la vía e incluso en sus usos hoteleros. Desde el PSOE entienden que la aprobación de este punto es fruto “de la improvisación del Gobierno municipal” por, a su juicio, no prever que el nuevo acceso por el puente de Triana iba a provocar un aumento de tráfico en la Plaza del Altozano que sólo encuentra como salida la calle Pureza, ya que San Jacinto está peatonalizada y la calle Castilla es dirección contraria. “Se intenta poner un parche a costa de la calle Betis”, recriminó Díaz. El Gobierno local precisó que lo único que se ha solicitado es un estudio de la situación actual de la citada calle, a la vez que negó de manera rotunda que esa decisión se debiera al nuevo giro a la izquierda del puente, que era “una demanda histórica de los trianeros que ha sido aplaudida por todos los vecinos”. El delegado del distrito, Curro Pérez, incluso recalcó que la movilidad del barrio se establecerá en un informe que está desarrollando un equipo de trabajo formado por 18 personas de distintos sectores del distrito Triana. El plan de movilidad citado por Pérez, que se encuentra en estado de primer borrador, plasma la falta de posicionamiento del Ayuntamiento, que no descarta ninguna de las dos opciones. El documento muestra un estudio de la idoneidad de la peatonalización de la calle Betis, que “haría de esta actuación la más importante desde el punto de vista de humanización del espacio” en Sevilla. Así, se plantea un trazado peatonal de dos kilómetros, esto es, prácticamente todo su recorrido, salvo un tramo comprendido entre la Plaza de Cuba y la calle Troya, que permitiría el tráfico como cambio de sentido. Además, implicaría la restricción sólo para residentes de la calle Pureza en el tramo entre Altozano y la calle Torrijos, mientras que el resto sería de libre acceso. También se maneja una segunda alternativa, que implicaría la peatonalización parcial de Pureza. Supondría plantear “la idoneidad o no de no restringir el tránsito de vehículo por la calle Betis”. Tal decisión se justifica en el borrador en que “el nuevo acceso a Triana desde el Paseo de Colón” sería “un atractivo extra que sólo podría canalizarse por la calle Betis a Plaza de Cuba para el tráfico no residente”.  

  • 1