Local

El PSOE reclama a Zoido una ordenanza para evitar las molestias de las obras

Mientras el portavoz socialista ve descoordinación e incomodidades evitables en el zafarrancho emprendido en verano, los populares aseguran que todas las actuaciones se prevén y se avisan.

el 06 ago 2014 / 09:00 h.

TAGS:

Aspecto que presentan las obras municipales emprendidas en la plaza del Duque, junto a la Campana. / El Correo Aspecto que presentan las obras municipales emprendidas en la plaza del Duque, junto a la Campana. / El Correo El grupo municipal socialista ha reclamado al alcalde, Juan Ignacio Zoido, la ordenanza pendiente que obliga a la coordinación de obras para evitar molestias a vecinos y comerciantes ante el nuevo «zafarrancho» que ha montado en 30 calles, en su mayoría del centro. En una nota, la concejal socialista Susana López lamentaba ayer que Zoido «ha vuelto a informar de obras en la vía pública cuando las máquinas ya estaban cortando el tráfico, abriendo las calles y generando molestias a vecinos y comerciantes”. Reconoció que «es evidente que hacen falta las obras después de tres años en los que la inversión en vía pública ha brillado por su ausencia, pero generan problemas durante su ejecución que son, en un alto grado, evitables si se extrema la coordinación, se planifica, se consensúa y se informa a vecinos y comerciantes», expresó la concejal, recordando la ordenanza que sigue pendiente de redacción por parte del gobierno local del PP desde que en septiembre de 2011 se aprobara la propuesta socialista que obligaba al Ayuntamiento a coordinarse, entre otros, con los operadores que usan el suelo y subsuelo. A modo de réplica, el portavoz de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Pérez (PP), dijo ayer que las obras de la corporación «siempre se caracterizan» por la coordinación entre todas sus áreas, el rigor «y por ofrecer toda la información previamente a los sectores afectados, porque nos gusta hacer las cosas bien planificadas, puesto que es el mejor modo de obtener resultados eficaces y plazos ágiles». Pérez, también a través de una nota, declaró que «en todas las actuaciones que se acometen en la vía pública se produce un proceso de análisis previo para determinar cuál es el mejor momento y la mejor manera para llevarlas a cabo de modo que ocasionen las mínimas molestias posibles, así como se informa puntualmente a los vecinos y comerciantes, tanto con reuniones como con buzoneo o cartelería y a través de los medios de comunicación». El portavoz de gobierno ha manifestado que «en todas las obras se sigue el mismo sistema», y «por supuesto» también ha sido así en la actuación de la empresa metropolitana de aguas (Emasesa) en la plaza del Duque, puesto que los comerciantes fueron informados de todos los detalles en una reunión. Además, esta obra ha provocado un corte muy puntual de solo tres días de una pequeña zona del Duque, no de la Campana, cuyo adoquinado no se ha levantado, y se ha debido a una avería en una tubería, «por lo que no se podía prever hace un año y por lo tanto no ha habido falta alguna de coordinación». Por su parte, el presidente de la federación de comerciantes Aprocom, Tomás González, comentó que «todo zafarrancho perjudica al sector», si bien el comercio está concienciado de que las obras son necesarias para acometer mejoras; eso sí, «siempre han de estar planificadas». Así, pidió al Ayuntamiento que «estén coordinadas y planificadas para que afecten lo menos posible a los comercios y se desarrollen en temporada baja».

  • 1