Local

El PSOE salva sus Presupuestos gracias a las cesiones a PNV y CC

Los socialistas garantizan el blindaje del concierto vasco a la formación ‘jeltzale’

el 16 oct 2009 / 18:21 h.

TAGS:

María Teresa Fernández de la Vega se felicita tras la aprobación de los Presupuestos del Estado para 2010.

El Gobierno salvó ayer los Presupuestos Generales del Estado para 2010 por 45 minutos. Era el tiempo que faltaba para que se cerrara el registro de enmiendas, en este caso de enmiendas a la totalidad, que finalmente no presentaron ni Coalición Canaria (CC) ni el PNV.


Junto con el PSOE, estos dos partidos suman 177 diputados, más de la mitad de los asientos de la Cámara y por lo tanto suficientes para que las cuentas pasen el próximo día 20 su primer trámite parlamentario.

El grupo socialista llegó a un acuerdo con la formación jeltzale y con Coalición Canaria que le permitirá salvar el primer escollo. En el debate a la totalidad, las cuentas afrontarán las enmiendas del PP, CiU, UPyD y del grupo formado por ERC-IU-ICV, así como del BNG. El PNV ha decidido no hacerlo tras ver satisfechas sus tres "precondiciones" para dar su apoyo a partido del Gobierno: garantías del blindaje del Concierto Económico, la transferencia completa de las políticas activas de empleo y el pago en concepto de IVA de más de 450 millones de euros por parte de la Hacienda estatal a la Diputación de Álava.

En cuanto a Coalición Canaria, el acuerdo prevé un "conjunto de actuaciones" muy variadas y que, en resumen, significan más dinero para infraestructuras, ayudas a menores no acompañados y planes de empleo específicos, entre otras.
Sin embargo, para los grupos minoritarios de izquierda la oferta fiscal del portavoz socialista, José Antonio Alonso, no fue suficiente. Los socialistas estudian mantener la deducción del IRPF de los 400 euros para las rentas inferiores a 11.000 euros anuales y hacerla "progresiva" desde esa cantidad hasta los 15.000 euros, lo que supondría un recorte de la recaudación de entre 1.400 y 1.500 millones de euros. Alonso "desveló" este ejemplo del "esfuerzo fiscal" que el PSOE está dispuesto hacer para recabar más apoyos a las cuentas públicas y, si bien no concretó más acerca del "margen razonable prudente y sensato" que tiene para negociar en materia fiscal, aseguró que los socialistas "no van a hacer tonterías" en los referente al IRPF.

Alonso insistió en no precisar qué está ofreciendo el PSOE en este sentido, ya que se trata de una de las bazas que se guardan para la negociación para conseguir que las formaciones de la izquierda parlamentaria retiren las enmiendas de totalidad.

"Ccómplices". Para el principal partido de la oposición, el PP, el acuerdo con el PSOE hace al PNV y a CC "cómplices" de la "equivocada" y "desastrosa" política económica del Gobierno. Así lo apuntó tras el registro de la enmienda a la totalidad de este partido, su portavoz económico, Cristóbal Montoro, para quien está "muy claro" que el PNV no busca mejorar el Concierto Económico vasco, sino un pretexto para dar su respaldo al PSOE con el fin de intentar "abrir una brecha" en el País Vasco y hacerse con "un hueco de poder".

Los nacionalistas vascos, sin embargo, dijeron ayer a través de su portavoz Josu Erkoreka, que el acuerdo garantiza el inicio de las negociaciones, pero no un acuerdo global y definitivo a favor de las cuentas. Erkoreka confirmó que los socialistas le han dado a su partido "garantías suficientes" de que van a cumplir con las tres "precondiciones" que les habían puesto.
Desde el otro lado, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, celebró el pacto y consideró que, desde sus legítimas posiciones, todas las formaciones han demostrado "un sentido de Estado, una enorme responsabilidad y la voluntad de trabajo que se exige a poderes públicos y a los representantes políticos en un momento de dificultad".

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, confirmó ayer que su grupo parlamentario presentará una enmienda de totalidad a los Presupuestos Generales del Estado y lamentó que no hayan logrado "girar" las cuentas hacia la izquierda en las negociaciones que han mantenido estos últimos días con el Grupo Socialista. A pesar de esto, aseguró que mantendrán la "mano tendida hasta el último minuto" para conseguir el apoyo de Izquierda Unido al Presupuesto para 2010.

  • 1