lunes, 19 noviembre 2018
20:24
, última actualización
Local

El PSOE se decanta por un Congreso con varias candidaturas

Rubalcaba y Chacón no decidirán nada hasta escuchar a los barones del partido mañana

el 24 nov 2011 / 12:54 h.

TAGS:

-->--> -->

En el PSOE ya se empiezan a dibujar las líneas maestras del que será el próximo congreso ordinario de febrero en el que los socialistas elegirán al nuevo secretario general del partido en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero. Y esas líneas pasan por que haya más de un candidato a la Secretaría General. La mayoría del partido defiende que hay cantera para ello, además de que el mandato del actual secretario general ha sido ése: un congreso abierto en el que el que quiera pueda presentarse.

Ésta es la opción de destacadas voces dentro del PSOE, como es el caso del ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui. Éste señaló ayer que "hay personas entre los 35 y los 50 años" en el partido "muy capaces" para postularse como candidatos a la Secretaría General del partido; si bien ha matizado que "otra cosa" es que alguna de ellas cuente con los apoyos suficientes para lograrlo. Es la misma posición que expresa el secretario general del PSOE en Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para el que el hecho de que Alfredo Pérez Rubalcaba pueda presentarse como candidato al Congreso "no quiere decir que tenga que ser el único". Y, sin duda, una de las voces más autorizadas es la del propio presidente del partido, Manuel_Chaves, que ya ha dejado claro que le gustaría que Rubalcaba se presentase, aunque reconoce que no tendría que ser el único.

Lo cierto es que Rubalcaba lleva desde el pasado domingo, cuando el PSOE sufrió el revés electoral más duro en los años de democracia, sopesando las fuerzas con las que cuenta. Y son muchas. En el partido cuenta con apoyos muy valiosos para optar a la Secretaría General. Muchos son además los que públicamente han manifestado que los nefastos resultados electorales no deben ser un hándicap. Uno de ellos es Fernández Vara: "Creo que su derrota es la derrota del PSOE". Lo que si parece claro es que Rubalcaba no quiere que haya varias candidaturas. Su modelo sería repetir lo ocurrido en su elección como candidato a la Presidencia del Gobierno, para lo que se abortaron las primarias en las que se habría enfrentado con total seguridad a Carmen Chacón.

De hecho, Rubalcaba no es el único que está contabilizando sus apoyos. En la misma tesitura se encuentra la ministra de Defensa. No son pocos también los que creen que ésta puede ser el revulsivo que necesita el PSOE en estos momentos de desafección de la ciudadanía hacia las políticas de los socialistas.

Uno y otro no darán, sin embargo, ninguna pista sobre su posición final hasta escuchar a los miembros del comité federal, que se celebra mañana. Allí oirán de primera mano lo que opina cada uno de los barones. Esa radiografía les servirá para tomar, o aclarar aún más, una decisión.

Dentro del partido no se descarta que incluso haya un mirlo blanco, un candidato sorpresa.

En el lado opuesto, el presidente electo del Gobierno, Mariano Rajoy, rompió ayer su silencio desde que compareciera el domingo para anunciar su aplastante victoria. Lo hizo a través de un mensaje en el Twitter: "Agradezco vuestras felicitaciones y muestras de apoyo. Ahora trabajando intensamente en nuestro objetivo: crear empleo y luchar contra la crisis".

Rajoy continúa recibiendo en su despacho de Génova a altos responsables de las finanzas españolas, con el objetivo de escuchar su opinión sobre la economía en general y, en particular, sobre los intereses españoles en el próximo Consejo Europeo que tendrá lugar el 9 de diciembre en Bruselas.

Rajoy ha recibido al presidente de La Caixa, Isidro Fainé, quien también ocupa la presidencia de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Además, también ha mantenido conversaciones con responsables de los otros grandes bancos españoles. Fuentes populares indicaron a Europa Press que el objetivo de estas conversaciones es escuchar varias opiniones antes de definir su posición sobre la postura española en ese encuentro y que Mariano Rajoy va a pactar con el presidente en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero.

 

  • 1