sábado, 08 diciembre 2018
03:25
, última actualización
Local

El PSOE, sobre el puente: "Si Zoido no sabe, que deje paso y deje de enredar"

"¿Cómo se puede pensar que el hacer desembocar en Torneo, a la altura de Marqués de Paradas, un nuevo aluvión de coches es la solución?, declaró.

el 14 ene 2015 / 18:27 h.

TAGS:

Recreación de la Torre Pelli y su entorno. / El Correo Recreación de la Torre Pelli y su entorno. / El Correo El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla ha criticado que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, trate de "enmascarar su incapacidad para gestionar la ciudad apareciendo como víctima" en asuntos como el del puente de la Isla de la Cartuja, lamentando que haya estado tiempo "cruzado de brazos ante los problemas de la ciudad y ahora se encoja de hombros". Por ello, le ha pedido que, "si no sabe, que deje paso y sobre todo que deje de enredar y de buscar la confrontación ante su incapacidad" de desarrollar proyectos para la capital andaluza. En este sentido, el portavoz adjunto del PSOE, Antonio Muñoz, ha indicado a Europa Press que Zoido pretende "enmascarar o esconder" su capacidad para gestionar Sevilla "apareciendo como una víctima, tras cuatro años "echando balones fuera ante los problemas de la ciudad, justificándose en la herencia recibida y en la Junta de Andalucía". "Esto ya no se lo cree nadie", sentencia, tras lamentar la existencia de "un alcalde plano, con una gestión plana y un gobierno plano". Muñoz recalca que la solución de movilidad planteada por Zoido en torno al puente proyectado en la Cartuja es la "peor de las soluciones posibles". "¿Cómo se puede pensar que el hacer desembocar en Torneo, a la altura de Marqués de Paradas, un nuevo aluvión de coches es la solución? *Por qué el alcalde hace caso omiso a los informes de afección sobre el patrimonio como es en el Monasterio de la Cartuja, en el Pabellón de la Navegación y el Jardín Americano que se verían afectados por el hipotético puente?", se pregunta. Considera que Zoido se ha estado "cruzado de brazos ante muchos problemas de Sevilla y ahora se encoge de hombros en una ciudad que no merece tener un alcalde resignado e incapaz de gestionar". "Es llamativo que cuando mete a Sevilla en un problema se convierte en el alcalde del lamento y la pena y siempre busca un culpable, pero, si no sabe, que deje paso y, sobre todo, que deje de enredar", recalca. Para Muñoz, se podrían haber hecho las cosas de "otra manera, es decir, bien desde el principio, pero el alcalde esta obcecado en buscar más problemas que soluciones". "Es un especialista en enredar y buscar la confrontación ante su incapacidad de gestionar, algo ante lo que habría que preguntarse de qué está sirviendo esta mayoría absoluta para una ciudad cuando no tiene proyecto para ella", concluye.  

  • 1