Local

El PSOE toma impulso y encara el debate de las listas

Espadas busca diferenciarse y se centra en los barrios mientras Zoido aprovecha el rédito de cinco años de campaña

el 15 ene 2011 / 20:23 h.

TAGS:

Fibes. El acto de presentación de Juan Espadas el pasado lunes ha marcado un punto de inflexión. El discurso del candidato socialista ha cambiado, se ha endurecido para crear una imagen propia; la maquinaria socialista se ha centrado ya en sus grandes caladeros de votos, el alcalde prácticamente ha desaparecido y el Gobierno local ha acotado su papel al de un mero gestor de un periodo de transición de cinco meses. Los socialistas se han adentrado en la siguiente fase de su campaña tras recibir el que para muchos ha sido “el espaldarazo necesario” en una formación cuyas siglas sufren un elevado deterioro. Así lo expresan dirigentes socialistas de todos los sectores en público y en privado, y así lo manifestaron los secretarios generales, la dirección provincial y el candidato en la reunión que mantuvieron el pasado viernes en la sede provincial del partido. Hay tanta unanimidad en este balance optimista como en el “error” de permitir que una anécdota, el funcionamiento del sonido, acabe empañando un acto que había conseguido su objetivo: transmitir una imagen de unidad e inculcar optimismo a las bases.

Un giro. Tras su presentación, Espadas empieza ya a mostrar sus cartas. En el propio acto endureció su discurso contra el PP y trató de acotar las diferencias entre su propuesta y la de Juan Ignacio Zoido. Durante la semana, críticas como la lanzada contra el Plan Centro , han reflejado un intento de distanciamiento consensuado del alcalde. El candidato ya no se limita a destacar los avances de estos años, sino que empieza a marcar los errores de gestión que han desgastado la imagen del alcalde. Espadas quiere diferenciar su modelo del de Monteseirín y, por extensión, del de la IU de Antonio Rodrigo Torrijos. En lo que sí coincide con Monteseirín es en el público objetivo de su mensaje: el PSOE empieza ya a centrarse en los distritos de los que dependerá su resultado en las elecciones. Este, Norte, Macarena, San Pablo y Cerro-Amate. La meta está tan definida que barrios como Torreblanca o Alcosa tendrán su propia oficina electoral al margen de la ubicada en la agrupación Este.  

La lista. Todo este proceso se encuentra ahora con un obstáculo: la elaboración de la candidatura. José Antonio Viera reclamó “prudencia” a todos los secretarios generales el pasado viernes y a muchos se les insinúa ya que quien no tenga sitio en una primera lista, lo tendría en una segunda. Esto es, que algunos serán concejales y otros tendrán que esperar a la repesca de altos cargos. Cada agrupación debe elaborar ya su pequeña lista con cinco nombres que se utilizarán en la confección de una candidatura, que debe compatibilizar estas propuestas con las de Viera, Susana Díaz y el propio Espadas. El partido busca una amplia renovación en una lista que se prevé aprobar antes de la convención nacional del PSOE del 12 de febrero. Terremotos como la dimisión de Evangelina Naranjo han contribuido a acelerar este debate interno.  

La continuidad del PP. Pese a este sprint de Espadas, Zoido mantiene su ritmo. Incluso ha levantado el pie. Si Espadas tiene prisa por darse a conocer y por presentar un modelo al ciudadano, Zoido lleva cinco años a sus espaldas de un trabajo de calle que le ha dado unos réditos de los que ahora se aprovecha. El martes tuvo un acto en Cerro-Amate, uno de los distritos clave. Entre los vecinos que le acompañaban, muchos de ellos afectados por el deterioro del parque de Contadores , sobresalía una historia. La de Juan López Ruiz: “Salí en todos los periódicos, en todas las televisiones. Y me arreglaron mi problema. Fue gracias a ellos, y si me llaman para algo voy”. Juan es vecino de la calle Gavilanes, la vivienda del “atasco”, como él la llama, en la que Emasesa entró tras una denuncia pública de Zoido. Este bagaje que, de momento, se traduce en una abultada mayoría en las encuestas, sirve al Zoido que reclamaba en 2007 un debate con el alcalde de Sevilla para mostrarse ahora esquivo y desconfiado ante las peticiones de PSOE e IU.

IU se lanza. Tampoco IU quiere dejarse arrastrar. Su punto de partida es muy distinto. Torrijos dobla o triplica en conocimiento a Espadas; es el único que compatibiliza el gobierno con la campaña, y tiene un público objetivo mucho menor. La federación da por seguros los tres ediles y se ve incluso más cerca del cuarto que en 2007. Su optimismo se basa en pequeños datos, como el elevado número de comités de campaña creado ya en las  empresas, unos 27. La presencia ayer de Cayo Lara y mañana de Diego Valderas serán el lanzamiento de una nueva fase para IU, que quiere cerrar su programa en marzo. Para el 14 de abril se prepara el gran acto de campaña de Torrijos.

 

  • 1