Local

El PSOE ve "difícil" la Alcaldía si no mueve al 40% de indecisos

el 29 abr 2011 / 13:02 h.

TAGS:

Los sondeos que maneja, al menos públicamente, el PSOE plantean un escenario electoral si no igualado, al menos con opciones para los dos principales partidos. Pero el factor que más preocupaba a los socialistas cuando iniciaron la larga precampaña de Juan Espadas sigue presente: la desmovilización de buena parte de su electorado, de votantes que les respaldaron en 2007 y en 2008 y que ahora sufren la crisis y el desgaste de los escándalos de supuesta corrupción vinculados a la administración pública. El secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, cifró incluso el alcance del desgaste de los últimos años: hay entre un 40 y un 45% de votantes que siguen indecisos y la ventaja en votos del PP aún no se traduce en los suficientes concejales en la Corporación.

Incluso están identificados por zonas. Mientras que el PP tiene unos altos niveles de movilización en sus feudos tradicionales, como Los Remedios, Nervión y Casco Antiguo -un distrito que, además, ha podido aumentar de población en este mandato por los empadronamientos del Plan Centro-, los barrios más socialistas siguen sin mostrar indicios de una alta movilización. Son los casos de Macarena Norte y Sevilla Este, según Viera, a los que se añaden Cerro-Amate, San Pablo y Macarena. "Si conseguimos movilizar en esos barrios el PSOE ganará, pero si no lo conseguimos sí tendremos dificultades. Confío en que al final todo el electorado que ha movilizado tradicionalmente el PSOE lo acompañe también en esta ocasión y gane las elecciones".

El trabajo será, según Viera, "distrito a distrito" y con el "modelo de las agrupaciones". Centrándose eso sí en los citados barrios. Fue en Torreblanca, una de las zonas con una mayoría más amplia del PSOE en las últimas elecciones, donde los socialistas iniciaron su campaña de grandes actos públicos con la presencia de su candidato estrella, el número 33 de la lista Alfonso Guerra. Y éste jueves, fue en la Macarena, concretamente en La Barzola, donde se inició la fase de actos callejeros nocturnos con la presencia de la número dos del PSOE-A, Susana Díaz. Sólo el principio, según advirtieron en este último mitin los socialistas, que abarrotan su agenda de eventos que den un último tirón a la campaña. La motivación a las bases parte de una interpretación optimista de todos los sondeos: si Zoido tiene el techo en los 17 concejales y en el último mes los socialistas tienen más capacidad de recuperación, Espadas puede no estar tan lejos de la Alcaldía de Sevilla.

El PSOE sigue defendiendo la estrategia trazada para la difícil maniobra de introducir un candidato nuevo en una ciudad con un alcalde socialista desde hace doce años que había defendido públicamente otra opción para su relevo. "Por presentar a un candidato nuevo en Sevilla se ha empezado con mucho tiempo, se ha intentado que fuera conocido primero por las agrupaciones locales, luego por los militantes y simpatizantes de los barrios y, por último, por el conjunto de la sociedad". Y el objetivo, según el secretario general del PSOE de Sevilla, se ha conseguido: "Tiene un nivel de conocimiento del 60% mientras que Juan Ignacio Zoido cuando se presentó en 2007 no llegaba al 50%. En poco tiempo ha conseguido una gran notoriedad".

Viera trazó también una imagen optimista de la provincia ante el próximo 22 de mayo. "El mapa electoral va a cambiar muy poco", apuntó el dirigente socialista, quien subrayó que "probablemente se pierdan algunas mayorías absolutas y se ganen algunas mayorías relativas". Según estos cálculos el PSOE seguirá con el gobierno de entre 74 y 77 municipios. "Seremos la primera fuerza política, a gran distancia de la segunda, IU, y más aún de la tercera, el PP, y de la cuarta, el PA. El PP en Sevilla es una fuerza residual, no tiene el apoyo mayoritario de los ciudadanos".

  • 1