Local

El PSOE ve "fraude electoral" en el pago del PP-A a la ‘Gürtel’

Los populares niegan haber firmado “facturas irregulares” a Rialgreen, investigada en la trama

el 29 abr 2011 / 21:23 h.

TAGS:

La secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, junto al secretario general, José Antonio Griñán, ayer en San Vicente. / EFE

El PSOE andaluz fue ayer contundente en sus críticas al principal partido de la oposición después de que saliera a la luz que Hacienda halló vínculos del PP-A con una firma de la trama Gürtel -que investiga la supuesta trama de corrupción de empresas y contratos irregulares ligados al PP-. Así, la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, manifestó ayer que, de confirmarse que el PP-A pidió a empresas de la trama que "manipularan o retocaran" facturas relacionadas con la campaña electoral, sería un hecho muy "grave" porque estaríamos antes un "posible delito y fraude electoral" en las cuentas de dicho partido, sobre lo que su presidente regional, Javier Arenas, tiene que dar "muchas explicaciones".

Díaz dijo que empezaba a entender la insistencia con la que el secretario general de ese partido en la región, Antonio Sanz, ha estado repitiendo que las cuentas del PP estaban claras y justificadas y por qué rechazaba, diciendo que era "falso", la "falta de justificación" que había puesto de manifiesto la Cámara de Cuentas en relación con los contratos de la empresa Rialgreen, vinculada a la trama Gürtel, con el PP en la región.

Ahora, agregó, parece que el PP-A podría haber pedido a las firmas de "la rama andaluza de la trama Gürtel" que "toquetearan, manipularan o retocaran" la facturación que hicieron con este partido en campaña electoral. Para Díaz, si eso es así, es grave, "primero porque estaríamos hablando de un delito electoral" y, en segundo lugar, porque el PP estaría "mintiendo a los andaluces, a los controles y a la Cámara de Cuentas" y estaría haciendo "trampas en algo tan serio como una campaña electoral".

A su juicio, también sería grave porque se evidencia que la "trama Gürtel pudo llegar a Andalucía de la mano de los colaboradores más estrechos de Arenas", y apuntó que el vicesecretario general del PP-A y candidato a la Alcaldía de Mairena del Aljarafe (Sevilla), Ricardo Tarno, era responsable de la campaña en la etapa de Teófila Martínez como candidata a la Junta.

Díaz respondió de este modo a un informe de la Agencia Tributaria incluido en el sumario del caso Gürtel que advierte de que en mayo de 2003 el PP andaluz pudo emitir "facturas irregulares" a través de una sociedad bajo sospecha: Rialgreen, que fue contratada para elaborar el diseño de la campaña del partido a nivel nacional. En aquel entonces Teófila Martínez presidía el PP andaluz y Javier Arenas era vicepresidente segundo. De este modo, la Agencia Tributaria plantea que Rialgreen recibió dinero del PP-A por unos servicios que no llegaron a realizarse o, bien la cantidad de las facturas no justifica los servicios prestados. Así, concluye que las facturas "emitidas por el PP-A" fueron "meros justificantes formales de pagos efectuados a Rialgreen por otros conceptos, no pudiendo descartarse que tales pagos puedan guardar relación, directa o indirecta, con las campañas electorales del PP del año 2003".

Este informe parte de una nota en un impreso con membrete del PP-A, fechada en Sevilla en mayo de 2003, en la que se lee: "Muy señores nuestros: Rogamos nos rehagan las adjuntas facturas, con el texto que indicamos en las mismas. Gracias". Las rectificaciones a las que se refiere consistieron en "eliminar" de las facturas que el PP-A le hizo a Rialgreen "toda referencia a la campaña electoral Elecciones Autonómicas y municipales 2003 y al slogan Cumplimos, y sustituirlas por la expresión Pre-Campaña en las nuevas facturas". Los populares sostienen que ese documento con membrete del PP-A "no tiene firma y puede no pertenecer al partido".

Por su parte, Tarno anunció ayer que su formación seguirá ampliando la querella presentada contra diferentes dirigentes del PSOE-A por sus acusaciones vinculando al partido popular con la Gürtel, "sin pruebas".

  • 1