sábado, 19 enero 2019
16:09
, última actualización

El PSOE ve sólido el pacto con IU pero admite que negociar el presupuesto «es muy delicado»

El compromiso de Díaz es devolver las pagas extra a los funcionarios, pero los contratos al 100% en la sanidad solo se recuperarán cuando sea posible.

PLENO EXTRAORDINARIO DEL PARLAMENTO ANDALUZEl inicio de la nueva temporada política se presenta complicado en el seno del Gobierno andaluz con una negociación de un presupuesto en el que cuadrar los números no va a ser nada fácil en un momento de restricciones. A este sudoku se une que los dos socios del gobierno andaluz, PSOE e IU, quieren imponer sus prioridades y no siempre coinciden. A pesar de estas dificultades, el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, aseguró ayer que el pacto de gobierno con IU es «sólido» y «no se resiente» por la negociación para elaborar los presupuestos de 2015, aunque reconoció que se trata de un «momento muy delicado». Aún así, manifestó que se cerrarán unos presupuestos difíciles, «pero los mejores para Andalucía dentro del equilibrio y la justicia». En este sentido remarcó que las cuentas que finalmente se cierren cumplirán los acuerdos del pacto de gobierno, cuya hoja de ruta es la creación de empleo y el mantenimiento de los servicios públicos. También señaló que el PSOE «no pasará la línea roja de subir los impuestos», a pesar de que sus socios en la Junta han defendido imponer un impuesto a las grandes superficies y una tasa ecológica. El objetivo de los socialistas, dijo Cornejo, es no aplicar más recortes a los ciudadanos, «porque aunque se ven brotes verdes en las cifras macroeconómicas, sigue habiendo miles de familias que lo están pasando mal». Por ello, remarcó que los presupuestos se elaborarán pensando en el mantenimiento del bienestar del ciudadano, pese a lo difícil que «nos lo pone» el Gobierno central de Mariano Rajoy con recortes en las transferencias estatales de 600 millones de euros para el próximo ejercicio. Una cifra que, según criticó Cornejo, se une a los 3.456 millones de euros menos que ha recibido Andalucía en los últimos cuatro años respecto a la media, «lo que ha supuesto que cada andaluz haya recibido 386 euros menos de media en los últimos 4 años, que se eleva a 2.368 euros menos con respecto a Cantabria», censuró. DIFERENCIAS. Respecto a las dos cuestiones fundamentales que plantea IU para sacar adelante el presupuesto: el fin de los contratos al 75% en la sanidad pública y la recuperación de las pagas extra de los funcionarios de la Junta, el secretario de Organización del PSOE andaluz aseguró que una de las prioridades de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, es que los empleados públicos andaluces recuperen las pagas extras. Sin embargo, sobre la demanda de IU de que las contrataciones en la sanidad pública sean del 100%, Cornejo fue más ambiguo al indica que «en el primer momento que sea posible» se realizará. «Éste es un objetivo, pero no la prioridad. Se hará cuando se pueda», aclaró. Esta diferencia de criterio puede hacer que se encone la negociación de las cuentas de 2015, porque el coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, ha dicho por activa y por pasiva que «el presupuesto de 2015 tiene que ser el del inicio de la recuperación de los derechos perdidos», entre los que se encuentran los de los trabajadores de la sanidad pública. Ante estas diferencias y la dificultad para cerrar el presupuesto, se ha especulado sobre la posibilidad de que haya un adelanto electoral. Cornejo pidió prudencia: «No hay que adelantar acontecimientos». Remarcó que hay que ir partido a partido y que será la presidenta la que en función de cómo vaya la negociación verá la oportunidad o no de convocar los comicios. Reiteró que la voluntad del PSOE es la de llegar a un acuerdo y fijar prioridades, «siendo la principal la creación de empleo», en una comunidad donde el paro roza el 35%. Por ello afirmó que no se adoptarán medidas que puedan ser un lastre para conseguir este objetivo.

  • 1