lunes, 22 abril 2019
12:51
, última actualización
Local

El Puente de Hierro abrirá al tráfico de transporte público hoy

el 23 oct 2009 / 11:02 h.

TAGS:

Imagen de archivo del Puente de Hierro.
La Consejería de Obras Públicas pone en servicio hoy lunes el Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache como plataforma reservada para el transporte público en la parte oeste del área metropolitana de Sevilla. En total, serán más de 300 autobuses los que crucen a diario, en dirección a Sevilla, el río Guadalquivir por esta infraestructura, que también podrá ser utilizada por los servicios de transporte escolar, taxis, bicicletas y peatones.

 

En una segunda fase, el sistema de control de accesos permitirá la circulación de autobuses en ambos sentidos mediante semáforos y de vehículos de alta ocupación (VAO), una vez que se desarrolle suficientemente la tecnología de control del número de ocupantes (tres como mínimo) y que el carril bici tenga continuación y conecte con el de la avenida de Juan Pablo II, en la capital hispalense, a través de una pasarela sobre la SE-30, cuyo proyecto está redactado.

El objetivo es la mejora de los tiempos de recorrido, ya que evitará que los autobuses tengan que compartir la misma vía empleada por los coches en los puentes de Juan Carlos I y Reina Sofía. El Puente de Hierro supondrá, de hecho, un ahorro significativo en los tiempos de viaje (entre cinco y 10 minutos dependiendo de la franja horaria) para los 6.500 usuarios que se desplazan a diario a Sevilla desde 10 municipios del Aljarafe en las ocho líneas que se van a ver beneficiadas.

Tanto este viaducto como el puente ferroviario de Camas forman parte de las plataformas reservadas para el transporte público sobre el Guadalquivir entre este municipio y Sevilla y entre Gelves y la capital hispalense, previstas también en el Plan de Movilidad del área metropolitana.

Las obras de restauración del puente de Hierro y de los viaductos de acceso al mismo, supusieron una inversión de 4,8 millones de euros para que esta infraestructura, de marcado interés histórico y simbólico, se adapte al paso vehículos. En realidad, iba a ser inaugurado en mayo de 2008, pero los problemas en las obras por la presencia de chabolas en sus bajos obligaron a paralizarlas. De este modo, hace más de dos años que se trabajaba en este puente.

Los trabajos consistieron en la consolidación de toda la infraestructura, la reposición de barandillas, la pintura de la estructura metálica del puente y la adaptación de la calzada, dotándola de iluminación, acerado, plataforma reservada para el transporte público y carril bici bidireccional segregado. También cuenta con un sistema de cámaras, conectado a la Dirección General de Tráfico (DGT).

La inversión está cofinanciada por la Unión Europea, ya que cumple el objetivo de "contribuir a la reducción de las diferencias de desarrollo y nivel de vida entre las distintas regiones y a la reducción del retraso de los territorios menos favorecidos", según apuntaron ayer desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

La construcción de esta infraestructura formaba parte del Plan de Mejoras del Puerto de Sevilla, redactado por José Delgado Brackenbury en 1927. Tras realizar la nueva corta del Guadalquivir a través de la vega de Triana, el puente era necesario para restituir el tráfico terrestre entre Sevilla y los pueblos de la margen derecha del río, sin impedir el tráfico marítimo. Para ello, se proyectó un puente con un tramo basculante que facilitaba el paso de las embarcaciones. Las obras se iniciaron el 2 de diciembre de 1929, finalizaron en marzo de 1933 y se puso en servicio a principios de 1934. En abril de 1935 se dio paso al tranvía. Con la utilización hoy día del puente como plataforma reservada para el transporte público se recupera su sentido original, que fue dotar de una vía de comunicación con la capital hispalense a los pueblos situados en la margen izquierda del Guadalquivir mediante el transporte público.


  • 1