Local

El puente sobre el Guadaíra avanza y estará listo en 2012

el 17 sep 2011 / 18:50 h.

TAGS:

Desde la orilla del río Guadaíra se ve el intenso trabajo de las máquinas para que el puente sobre el río concluya dentro del plazo previsto.

A la espalda de la barriada La Liebre, continuando hasta la orilla verde del río, los amplios pilares del primero de los puentes sobre el Guadaíra -aunque el segundo en construirse- se dejan ver desde los serpenteantes caminos. El viaducto se encuentra al inicio del segundo de los tramos de la SE-40, el que circula entre la A-92 y la A-376, todo dentro del término municipal de Alcalá de Guadaíra.

Fuentes de la empresa constructora, FCC Construcción SA, indicaban el pasado viernes que "va todo según lo previsto y tal como se acordó con el Ministerio de Fomento". Esa fecha es el primer trimestre de 2012, si bien en un principio la idea era abrirlo al tráfico conjuntamente con el primero de los tramos, pero la aparición de importantes restos arqueológicos ha impedido que concluya antes. El puente sobre el Guadaíra tendrá cuatro calzadas, de las que las dos interiores -centrales- corresponden al propio tronco de la SE-40, cada una de ellas con tres carriles y, como el resto de la ronda de circunvalación, con la estructura preparada para una futura ampliación a un cuarto carril de manera sencilla.

Las dos calzadas restantes -laterales- son vías colectoras y están destinadas a facilitar los movimientos con el enlace de la SE-40 con la A-92 -el gran scalextric a varias alturas que ya se puede ver poco antes de la primera entrada a Alcalá-.Así, la vía colectora de la derecha recogerá, a través de tres carriles, los movimientos de tráfico en sentido Sevilla-SE-40, Málaga-SE-40 sur y de la vía de servicio que circunda el enlace hacia la SE-40 sur. En todo este proceso, antes de llegar al puente se llegan a juntar cinco carriles, de los que se pierden dos antes de acceder a él.

En este proyecto se decidió mantener esta vía lateral hasta el otro lado del puente y posteriormente efectuar la confluencia con la calzada principal con objeto de evitar que ese proceso se produjera en mitad del puente, con lo que supondría hacer más asimetrías de las recomendables en la estructura.En cuanto a la vía colectora de la margen izquierda, ésta se bifurca llegando desde el sur antes de entrar en el puente. Dispone de dos carriles en toda su extensión.

Una vez se acerca a la A-92 serán los encargados de canalizar el tráfico en el enlace de la SE-40 sur-Sevilla, SE-40 sur-Málaga y la entrada a la vía de servicio que circunda el enlace.once carriles. Todas estas calzadas y vías colectoras suman un total de 11 carriles, ampliables a 13 si, como está previsto en toda la ronda de circunvalación, fuera necesario ampliarlas con un cuarto carril.

Por debajo del largo viaducto ya pasan las vías del tranvía de Alcalá, aún sin fecha para su puesta en servicio, también vías de acceso a urbanizaciones, el camino para peatones y bicicletas junto al cauce del río y numerosas canalizaciones.En este tramo de 5,65 kilómetros de longitud y que cuenta con un presupuesto de 58.496.105 euros, también se ubica el complejo enlace de la ronda de circunvalación con la autovía de Utrera (A-376), donde actualmente hay un desvío mientras que se construye uno de los viaductos previstos, pero quedan otros elementos aún por terminar. A buen seguro que será necesario un gran esfuerzo para acortar los plazos y cumplir así lo comprometido por Fomento y la constructora. En seis meses, de la A-4 a la A-376 en poco más de 10 minutos. Falta mucho para que la SE-40 esté concluida pero, por algo se empieza.

  • 1