lunes, 10 diciembre 2018
11:15
, última actualización
Economía

El Puerto alega que Cotnsa tiene 18 meses para demostrar su viabilidad

Castreño afirma que la empresa que reabrirá parte del astillero, «por ahora, está cumpliendo»

el 27 nov 2014 / 11:00 h.

TAGS:

Instalaciones de los antiguos Astilleros de Sevilla, en 2008, dos años antes de su cierre. / Paco Cazalla Instalaciones de los antiguos Astilleros de Sevilla, en 2008, dos años antes de su cierre. / Paco Cazalla «No entiendo las sospechas del sector porque lo que hemos aprobado es una autorización de sólo 18 meses para que Cotnsa repare barcos en el antiguo dique seco del astillero». Con estas palabras respondía ayer la presidenta del Puerto, Carmen Castreño, a la industria naval que le ha reclamado más información sobre el proyecto del empresario gallego Urbano Alonso, propietario de astilleros Cotnsa Huelva. Castreño indicó que es la empresa la que tiene que decir si tiene garantizada la carga de trabajo y añadió que, «por ahora, está cumpliendo con lo que dijo», en alusión a que la compañía está acondicionando las instalaciones, en mal estado tras permanecer cerradas durante mucho tiempo. «Yo no he visto los contratos para arreglar o construir barcos, pero supongo que los tienen porque ellos han informado de ello», apostilló Castreño. En concreto, Astilleros del Guadalquivir (la empresa creada por Urbano Alonso con un capital social de 210.000 euros) anunció que en la tercera semana de diciembre entraría el primer barco para reparar y que tras el verano de 2015 podría iniciar la construcción de dos buques pesqueros de 40 metros, de arrastre pelágico, para compañías árabes. Según anunció Cotnsa, con la que este periódico intentó sin éxito ponerse en contacto, el área de reparaciones podría dar trabajo al menos a 40 personas y la construcción, a más de 150. «Está gastando dinero y arreglando, por ejemplo, la puerta del dique seco. Me dicen que invirtieron 500.000 euros. Están poniendo a punto el dique seco, así que por nuestra parte no hay ningún problema», insistió la presidenta del Puerto. En cuanto a la posible falta de financiación, Castreño alegó que «para 18 meses no se necesitan tantos fondos», subrayando que no es una concesión administrativa como la que salió a concurso en 2013, convocatoria para explotar el antiguo astillero durante 25 años que finalmente quedó desierta tras el desmarque de Cotnsa y Sevilla Shipyard. Sobre los problemas para arreglar la puerta el dique seco, la presidenta del Puerto afirmó que la empresa «está en ello» y que «sólo necesita una puesta al día». Castreño recibió ayer a empresarios del sector que le reclamaron detalles del proyecto para reabrir parte del astillero sevillano, pero éstos indicaron tras la reunión que no lograron información «ni del canon que pagará la empresa, ni de su proyecto ni de los puestos de trabajo». Estos empresarios aplaudieron la iniciativa para reactivar la actividad en el astillero, pero añadieron que no conocen «ni a la empresa ni su plan de negocio ni su plan financiero ni con detalle la inversión». Por ello, pretenden mantener algún tipo de reunión con Cotnsa para conocerlos y transmitirle que «puede contar con la industria auxiliar sevillana». ~

  • 1