Local

"El Puerto moriría por falta de actividad si no se draga el río"

El presidente del CES analiza la actualidad y denuncia que la ciudad está “totalmente dormida”

el 09 oct 2011 / 19:47 h.

TAGS:

Antonio Galadí, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, durante la entrevista en su despacho.

Antonio Galadí, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, cree que la creación de empleo es clave, de ahí que apoye proyectos como la torre Pelli o el dragado del río y recuerde otros como la polémica central de Punta del Verde.


-¿Ve posible que la Unesco le quite el sello de Patrimonio de la Humanidad a Sevilla por culpa de la torre Pelli?

-Creo que no. No veo motivos razonables para eliminarla, para darle carpetazo. Pero sí hay que exigir soluciones para el tráfico. Falta el puente y la pasarela.


-¿Hay negocio para llenar tantas oficinas?

-En los momentos actuales no le veo salida a esa multiplicación de oficinas en Sevilla, cuando hay muchos metros vacíos, pero si la torre se llena de actividad sería un síntoma de que la economía de la ciudad se recupera. Es lo que deseo.


-El alcalde dice que la parará si se pone en peligro el sello de Patrimonio de la Humanidad y que no es necesaria. ¿Cree que estas afirmaciones dañan al proyecto? ¿La pararía o no pasa nada por perder el sello de la Unesco?

-Las licencias son legales, pero existe duda sobre el impacto en el patrimonio. Estoy a favor de ese crecimiento económico, pero con matizaciones. Hay torres similares en todo el mundo, es un edificio vulgar, y Sevilla es una ciudad plana, por eso me gustaría saber la opinión de los sevillanos, más que de la Unesco. Se podría levantar la torre con lonas o rayos láser y consultar a los ciudadanos. Sería espectacular ver el impacto real, pero esto significa meses.


-¿Cree que tiene impacto negativo sobre el patrimonio?
-Creo que no porque el patrimonio es muy grande en Sevilla.


-La torre está previsto que se inaugure en 2013, ¿para entonces estará mejor la situación económica de la ciudad?

-Políticos, economistas, empresarios coinciden en que el año 2012 será bastante peor que 2011. Es una noticia alarmante. Pero yo confío en que 2012 sea mejor, porque peor no podemos estar.


-¿No son algo light las nuevas ordenanzas fiscales?

-Las estamos estudiando. Si son medidas certeras o equivocadas lo diremos. Somos un megáfono de libertad. Nos gustaría que Sevilla fuera la más competitiva, pero somos conscientes del momento actual, muy delicado. Al Ayuntamiento le gustaría transformar la ciudad desde el minuto dos, pero es imposible. Pero en cuatro años se tiene que convertir en la noticia positiva de España. El margen que se le dé al nuevo gobierno municipal tiene que ser largo porque las arcas están vacías. Milagros a corto plazo no existen.


-Planteó que las licencias de apertura se pudieran dar en cuestión de horas, pero ya el alcalde dijo que sería imposible.

-Es una utopía, lo sé, pero lo que no puede ser de recibo es que, como dijo el alcalde, haya una licencia de un hotel en el Centro aparcada, olvidada desde hace nueve años y medio. Y le han dado luz verde instantánea. Hemos perdido años de bonanza económica. Sevilla está totalmente dormida.


-¿Se han ido muchos inversores por falta de infraestructuras o por la mala gestión?
-Muchos. Sé de empresarios con magníficas empresas en el Puerto que se fueron porque no tenían energía de calidad. La central térmica de Punta del Verde era imprescindible. Fue un motivo fundamental del por qué Sevilla se estanca. Unos valencianos querían montar negocio de laminados de acero y tampoco pudo ser por falta de energía.


-Con la llegada del PP, ¿hay nuevos proyectos en ciernes?

-Para que vengan inversores se necesita más suelo industrial de calidad. Hay que estudiar el PGOU, tener un Gobierno operativo, que resuelva y que no te fría con impuestos.


- Y cree fundamental cambiar el PGOU para adaptarlo a las necesidades de los empresarios, como las de Ikea.

-Sí. El alcalde confía en que abrirán aquí su segunda tienda, siempre bajo la legalidad. Y hay que hacerlo en un tiempo récord. Pero el mismo hincapié que se hace para que Ikea se instale en Sevilla hay que poner para que empresarios sevillanos abran un centro comercial en Espartinas.

-¿Qué futuro tendrá el Puerto si no se draga el río?

-Los expertos dicen que hay antídotos para los problemas del río, sólo falta voluntad. Llevamos pidiendo la esclusa 20 o 30 años, hagamos ahora el dragado, por favor, para que entren buques de más calado. Los que entran ahora ya ni se fabrican. El Puerto moriría por falta de actividad si no se draga y no circulan los nuevos barcos, con más calado para ser más competitivos. No sólo es necesario para aumentar el tráfico de mercancías y el turismo, sino para Astilleros y lo que rodea al Puerto. Nadie se quiere mojar.


-¿Dónde podría ir la Ciudad de la Justicia?
-Se viene hablando de ello diez años y en Málaga ahí está. En estos cuatro años creo que será, al menos, un proyecto ultimado. No puede ir donde no haya metro o transporte público, como Palmas Altas o en la zona del aeropuerto. Un sitio ideal es la antigua fábrica de Artillería.


-¿Qué le parece la confrontación Junta-Ayuntamiento, por ejemplo, por la red del Metro?
-Meter el tranvía por San Fernando es una catetez, ya lo dije. El Metro debe ir a Plaza Nueva, por debajo. Hubiera sido un aldabonazo para Sevilla. Bilbao y Valencia dan envidia en cuanto a metro.


-Pero, ¿ve normal esta confrontación preelectoral?
-España necesita una revolución política, tienen que ser honestos. La clase política debe transmitir confianza. Deben defender a Sevilla, antes que al partido. El Metro hay que hacerlo, es la obra inacabada.

  • 1