Deportes

El Racing tensa la cuerda con Marcelino

El técnico recibe la negativa de su club, molesto con el Sevilla, a dejarle marchar. Hoy se retomarán las negociaciones. 

el 01 jun 2011 / 22:20 h.

Marcelino, junto a Pernía y sus ayudantes.

No le está resultando nada fácil al Sevilla anunciar el nombre de su nuevo entrenador. Marcelino García Toral continúa a la espera de cerrar su salida del Racing , cuyo presidente, Francisco Pernía, se niega a dejarle marchar así como así. Pernía argumenta que el técnico tiene contrato en vigor y es pieza clave del proyecto. Además, está molesto con el club de Nervión por intentar ficharle; básicamente, por hacerlo a sus espaldas, según ha deslizado en Santander.

Pese a ello, el asunto puede desbloquearse en cualquier momento. La decisión del técnico de dirigir al Sevilla debe imperar, aunque un club dice que no pagará por un entrenador y el otro se niega a sentarse para hablar del asunto. Pero... ¿y si hay jugadores sobre la mesa?

Marcelino se reunió este miércoles con el Racing y, tras su encuentro con Pernía, explicó que ha recibido un "no" por respuesta. Además, confesó que, en estos momentos, ve bastante complicado alcanzar un acuerdo. "Creo que está muy difícil, muy difícil. Puedo entenderlo más o menos, pero respeto las decisiones de cada uno", señalaba escuetamente a su salida del estadio y visiblemente tocado por la negativa.

PERNÍA DICE QUE "NO SON FORMAS". La postura del Racing es firme pese a que el técnico incluso le ha transmitido que no piensa sentarse en su banquillo, le dejen o no marcharse a Nervión. Pernía, molesto, tensa la cuerda. "Éstas no son formas. El Sevilla se ha interesado por nuestro entrenador y no es tiempo de negociar. El Racing no va a hacerlo. Para nosotros, que Marcelino esté aquí la próxima temporada es muy importante. Es verdad que existe libertad para que cada uno se vaya a donde quiera, pero repito que no hay negociaciones", dice el presidente del Racing, que no se plantea denunciar a la entidad nervionense ante la Federación Española por negociar con Marcelino teniendo éste contrato en vigor hasta 2012.

"No es ése el planteamiento", dice Pernía, quien niega sentirse defraudado, decepcionado o sorprendido por la actitud del asturiano. Con quien sí está molesto es con los rectores nervionenses, pues considera que debieron hablar con él antes que con el preparador.

PAGAR PARA IRSE. En cualquier caso, la postura del Racing no parece asustar al Sevilla. De hecho, hay confianza en que el deseo del técnico incline finalmente la balanza. Pernía, muy enfadado, llegó a decir a Marcelino que para irse deberá pagar el millón de euros que, aproximadamente, figura en el año de contrato que tiene firmado. Una suma a la que habría que añadir la que figura en el de los dos ayudantes que pretende llevar consigo.

A favor del Sevilla juega el hecho de que el Racing, sin noticias de su propietario, el empresario indio Ashan Alí Syed, necesita dinero para no verse contra las cuerdas. Tanto que incluso desde Santander se apunta la posibilidad de que Pernía, aprovechando la coyuntura, ofrezca a jugadores como Toño, portero de absoluta confianza de Marcelino, para hacer negocio.

El técnico está bastante abatido con este asunto. Una de las opciones que puede facilitar su llegada es incluir a jugadores en la operación a modo de compensación. Otra, si no se zanja su marcha de forma amistosa, recurrir a un tribunal para que éste fije la indemnización.

  • 1