Cultura

«El racismo, la homofobia, el miedo al otro, es miedo a convertirnos en él»

Flavia Company publica ‘Por mis muertos’ (Páginas de Espuma), su libro más desinhibido, donde la memoria personal coquetea con la extrañeza

el 06 abr 2014 / 23:30 h.

15645384 Cuenta Flavia Company (Buenos Aires, 1963) que su intención con el volumen de relatos Por mis muertos era recuperar la esencia de los cuentos de tradición oral. «Aquí los héroes son pequeños y cotidianos, pero me apetecía mucho volver al sencillo esquema presentación-nudo-desenlace, pues ahí reside la fascinación de contar», explica. El libro, publicado por el sello Páginas de Espuma y presentado recientemente en el café sevillano La Mercería, hace ver en su título que «cuando juramos por nuestros muertos los relacionamos con algo sagrado. Yo he querido hablar de los míos jugando con lo misterioso, lo extraño, también lógicamente con mi memoria personal. Todo lo que somos es una mezcla de la herencia que recibimos y de lo que elegimos. Pero también quería hablar del individuo frente a la sociedad, la familia y la pareja», añade. Y ahí entra, a saco, el espíritu rebelde e inconformista de Company: «Toda identificación con el colectivo, ya sea la patria, el club o la familia, es una identificación falsa e impostada», asevera. «La identificación con otro no es sino miedo e invención. Asumir lo que somos sin tener que asociarnos con nadie es el mayor logro posible. Estoy convencida de que las asociaciones se tienen para amortiguar la responsabilidad y la realidad de lo que se es», agrega. Tal vez por eso la autora no se considera ni porteña ni barcelonesa –reside en la Ciudad Condal desde hace muchos años–, sino «del planeta Tierra», y dice que «cualquier tipo de fanatismo, de identidad fabricada sobre la colectividad, me parece una ilusión triste. Si necesitas al grupo para ser, no eres. Y el racismo, la homofobia, el miedo al otro, es miedo a que te conviertas en él», afirma. Todas las historias están salpicada de códigos QR, «no por capricho ni moda, ni por intentar sorprender. Quería que completaran a los relatos, y me parece lícito». De lo que no cabe duda es de que Flavia Company ha escrito en Por mis muertos su obra más desinhibida, «un libro desacomplejado en todos los temas, que intenta llamar a las cosas por su nombre, devolviéndoles la pelota o desarmando las estructuras impuestas», apostilla.

  • 1