Deportes

El Rayo también solicita el concurso de acreedores

El club vallecano, actual líder de Segunda, acumula una deuda superior a los 21 millones de euros.

el 17 feb 2011 / 21:53 h.

España está en crisis y el fútbol español, también. El bache se hace más patente en Segunda División y el mejor ejemplo es que el Betis ya está en pleno concurso de acreedores. Pero no es el único. Uno de sus dos rivales más directos por el ascenso, el Rayo Vallecano, también ha solicitado acogerse a la Ley Concursal. En realidad no lo ha hecho el club sino el grupo empresarial al que pertenece, Nueva Rumasa, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, que ha solicitado el preconcurso de acreedores para diez de sus empresas, entre ellas el Rayo, que acumula una deuda de 21,72 millones de euros. Los principales acreedores son Hacienda y la Seguridad Social, que reclamaban 21,68 millones euros al club vallecano correspondientes a los ejercicios comprendidos entre 2004 y 2008.

De todas formas, el fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, aseguró ayer en una rueda de prensa en la que se presentó junto a sus seis hijos que cumplirá sus compromisos con los 5. 000 inversores que han confiado en la compañía con la suscripción de pagarés o de participaciones. El grupo de empresas de la familia suma una deuda bancaria total de 700 millones de euros, frente a un patrimonio de 6. 000 millones.

La situación del Rayo es tan delicada que su actual plantilla lleva ya varios meses sin cobrar la nómina. Es más, el club vallecano también adeuda importantes cantidades de pasadas temporadas. Sirva como ejemplo que el club de Ruiz-Mateos debe toda la ficha del ejercicio 09-10 a Rubén Castro y a Pepe Mel, al que tampoco ha pagado la rescisión del contrato. Si el juzgado aprueba la solicitud del Rayo, ambos pasarán a convertirse en acreedores.

El tercer aspirante al ascenso directo tal como está la clasificación, el Celta, también se acogió en su día a la Ley Concursal. La superó y ahora está inmerso en el plan de viabilidad.

  • 1