Deportes

El Real Madrid galopa por la Liga de goleada en goleada

El Racing tampoco fue rival para el líder (4-0).

el 18 feb 2012 / 22:13 h.

Cristiano celebra el 1-0 con Pepe.
El Real Madrid ventiló con sosiego el trámite antes de su inmersión en la Liga de Campeones, rentabilizó las penurias de un resignado rival, el Racing, y sumó su decimoctava victoria en diecinueve partidos para reposar a trece puntos del Barcelona, que hoy recibe al Valencia.

En la antesala del retorno europeo, en vísperas de empresas mayores como la que espera el martes en Moscú, el Real Madrid sacó adelante al tran-tran la visita del Racing, que agitó definitivamente la bandera blanca cuando a seis minutos del intermedio se quedó con un jugador menos por la rigurosa expulsión de Domingo Cisma.

Eran demasiados contratiempos para el cuadro cántabro, que se encontró desde el minuto 6 con desventaja en el marcador, después de que Ronaldo cerrara una acción dentro del área de Kaká. Fue el brasileño, al lado de Ozil y Granero en el centro del campo, el que se desmarcó del sopor que alcanzó el encuentro a raíz del gol. Cada partido es un paso adelante para el sudamericano, que al talento sumó brega. Fue lo más aseado de la primera parte, decaída a excepción de los alardes de Kaká y esporádicos latigazos, aislados, de Cristiano, Benzema o el animoso Marcelo.

No fue la única novedad la de Marcelo en el once de Jose Mourinho. El francés Raphael Varane se situó en el centro de la zaga y Sergio Ramos ocupó el lateral, que casi tenía olvidado, dadas las bajas de Álvaro Arbeloa, por sanción, y Lass Diarra, lesionado.

El Racing asumió el choque resignado y no se inmutó tras el gol inicial. Se  mantuvo en pie, durmió el partido, a la espera de cualquier acción aislada, de una jugada a balón parado que tuviera premio para seguir sumando. Igual que en las últimas tres jornadas, en las que rascó igualadas ante Atlético de Madrid, Levante y Valencia. El senegalés Khouma Babacar, aislado en la punta, era el argumento único de los visitantes. Su compatriota Papakouli Diop, desde atrás, era la otra opción. Sin embargo, el gol de Karim Benzema, al filo del intermedio, desarmó definitivamente al conjunto de Juanjo González.

El retorno del argentino Ángel Di María alentó la segunda parte, trabada, con intermitencias (incluso un amago de apagón). El fideo dejó su impronta en la primera ocasión. Soltó un zapatazo desde el vértice del área y rubricó la sentencia.

Con el duelo roto y el Racing entregado, el Real Madrid se topó con espacios y al meta Toño de frente una y otra vez. Benzema redondeó el choque al final con un disparo que encontró en su trayecto la colaboración de un rival. El Madrid sigue intratable.

REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Pepe (Carvalho, m. 76), Varane, Marcelo, Xabi Alonso, Granero (Khedira, m. 71), Ozil (Di María, m. 61), Kaká, Cristiano y Benzema.

REAL RACING CLUB: Toño; Álvaro, Torrejón, Bernardo, Cisma, Pape Diop, Gullón, Adrián (Christián Fernández, m. 43), Arana, Acosta (Luque, m. 78) y Babacar (Munitis, m. 70).

Goles: 1-0, m. 6: Cristiano Ronaldo. 2-0, m. 45: Benzema. 3-0, m. 74: Di María. 4-0, m. 90: Benzema.

Árbitro: González González, del Comité Castellano-leonés. Expulsó por doble tarjeta amarilla a Cisma (m. 39). Amonestó a Álvaro, Sergio Ramos, Kaká y Carvalho.

Incidencias: estadio Santiago Bernabéu, unos 76.000 espectadores.

  • 1