Local

El recelo entre PSOE y PP mina la negociación antes de empezar

La manifestación del PP ya ha pasado y, según las declaraciones que habían hecho los dirigentes de los dos grandes partidos, ha llegado la hora de sentarse a negociar el gran pacto contra la crisis. Pero el ambiente no acompaña: socialistas y populares se acusaron ayer de falta de interés para cerrar ese acuerdo.

el 15 sep 2009 / 22:46 h.

TAGS:

M. Ureta / I. Carretero

La manifestación del PP ya ha pasado y, según las declaraciones que habían hecho los dirigentes de los dos grandes partidos, ha llegado la hora de sentarse a negociar el gran pacto contra la crisis. Pero el ambiente no acompaña: socialistas y populares se acusaron ayer de falta de interés para cerrar ese acuerdo. En la reunión del viernes coincidieron en que los ciudadanos reclaman consenso.

¿Quién está más por la labor de sellar un gran pacto andaluz contra la crisis? ¿Qué partido debe tomar la iniciativa? ¿A quién le beneficiaría más? PSOE y PP se comprometieron en la reunión del viernes en la Casa Rosa a hacer lo posible para luchar juntos contra la crisis. Pero esta legislatura no se caracteriza por ser la del consenso -lo fue la anterior, con la reforma del Estatuto- y la desconfianza entre los dos grandes partidos mina las posibilidades de foto conjunta.

Ayer debía arrancar el proceso de negociación para alcanzar un acuerdo, una vez que los populares celebrasen su manifestación del domingo en Málaga. Pero las posturas siguen estando tan alejadas como la interpretación de cada uno hizo de la convocatoria de protesta de los populares: para el PP fue una clara contestación de la calle y para el PSOE, sólo un mitin. "La sociedad andaluza no estaba en esa manifestación", dijo el vicesecretario general de los socialistas andaluces, Luis Pizarro.

PSOE y PP se acusaron de lo mismo. Los populares aseguraron que "temen" que los contactos anunciados en la cita del viernes fueran una "reacción improvisada" para neutralizar su concentración. Y como les "urge" el asunto, el secretario general, Antonio Sanz, anunció que han pedido una reunión al vicepresidente económico, José Antonio Griñán, para demandarle un documento de "diagnóstico, estrategias y objetivos" sobre la situación económica, que sirva de base para lograr el consenso. Reclaman, insistieron, un texto "serio" porque, según él, el que Chaves entregó a Arenas en la Casa Rosa era "improvisado" y recogía su "baúl de incumplimientos". En esa reunión, con la protesta del PP a las puertas, Arenas huyó de la foto con el presidente de la Junta. Pero en privado le trasladó a Chaves que el acuerdo les interesa a los dos. La estrategia popular pasa por intentar forzar al Ejecutivo a aceptar propuestas que ya fueron rechazadas en el Parlamento.

En nombre del PSOE-A, Luis Pizarro defendió que el documento presentado por el Gobierno está "abierto al diálogo", pero lamentó la "posición de rechazo" de los populares. De hecho, según Pizarro, hay 19 medidas incluidas en ese texto que responden a las 27 planteadas inicialmente por el PP. Todo lo que hace el PP, añadió, son "estratagemas políticas" para retrasar la negociación de un acuerdo que no quiere sin que parezca que se niega a dialogar. Durante su visita a Almería, el presidente andaluz quiso dejar claro también que no esquiva su compromiso e informó de que Griñán podría iniciar hoy los contactos con PP e IU para crear los grupos de trabajo "necesarios" para desarrollar el acuerdo anticrisis.

Si el consenso se antoja complicado entre los dos grandes partidos, la predisposición de IU no ayuda. Diego Valderas dijo que el diálogo será "difícil" y arremetió contra el PSOE por no fijar un calendario.

  • 1