Local

El recibo de Aljarafesa también se ajusta al IPC

Las tasas suben el 3% en 2012, pero aumentan las bonificaciones a las familias más necesitadas

el 20 dic 2011 / 20:39 h.

TAGS:

La paz ha llegado a la sede de Aljarafesa tras varias semanas de distanciamientos entre PP y PSOE.

El recibo del agua se encarecerá el próximo año un 3% en 34 municipios del área metropolitana que pertenecen a Aljarafesa, aunque a cambio se fijarán una serie de bonificaciones destinadas a jubilados y familias con renta baja que puede ser de hasta un 50% del total de la facturación. La Comisión Gestora de la Mancomunidad del Aljarafe, aprobó por unanimidad la subida de tarifas, que se realiza en función al incremento del IPC como ya ha ocurrido este año con las tasas y tributos municipales de muchos Ayuntamientos de la provincia de cara al próximo año. "Las tarifas no se revisaron en 2010, pero eso era difícil de asumir cada año", admitió el vicepresidente ejecutivo de Aljarafesa, Joaquín Fernández Garro, que justificó la subida en la necesidad de "garantizar la calidad del servicio" y "mantener el equilibrio entre gastos e ingresos".

Aljarafesa aclara que la revisión al alza de la factura del agua permitirá además dar mayores facilidades en el pago a las familias más necesitadas. Es más, ese incremento de las ayudas "estará por encima del IPC", según precisó Fernández Garro. Así, la bonificación para los pensionistas se incrementará un 5%, mientras que se podrá hasta triplicar ese aumento en el caso de las rentas más bajas, aunque nunca excederá un tope: el 50% del recibo.

La empresa de aguas, que encarará el próximo año con un presupuesto de 40 millones, insiste en que la subida de la factura responde a que 2012 será "un año muy duro", donde habrá más gastos derivados de la puesta en servicio de nuevas instalaciones y la disminución de los ingresos per capita, circunstancia que se ha venido dando en los últimos años. Pese a ello, Fernández Garro insistió en que "no corren peligro las inversiones previstas", que ascenderán a 133,5 millones para el periodo 2012-2015 y que será presentado hoy por el presidente de la Diputación de Sevilla,Fernando Rodríguez Villalobos.

La subida ajustada al IPC, que ya se dio en 2011 tras un año de congelación del recibo, encontró como aliado al PP, que a través de uno de sus consejeros en Aljarafesa, Javier Jiménez, ensalzó el hecho de que "mientras los Ayuntamientos tienen serias dificultades para pagar a sus plantillas, haya consorcios capaces de mantener unas inversiones que generan mucho empleo y riqueza".

En ese sentido, Jiménez, indicó que Aljarafesa es un ejemplo de que hay que convencer a los Ayuntamientos a buscar como salida la alianza a través de mancomunidades para "agrupar servicios y poder ahorrar costes". "Aljarafesa se gestiona bien, genera dinero y, además, con políticos de diferente signo político", matizó.

Sus palabras suponen la constatación de que se ha enterrado el hacha de guerra entre PSOE y PP, después de que los segundos amagaran con marcharse de Aljarafesa y entrar en Emasesa. La tranquilidad llegó hace una semana, cuando los alcaldes del PP que pertenecen a la empresa de aguas firmaron un documento en el que sellaban su continuidad "tras comenzar a adaptar esta Mancomunidad sus Estatutos a la legislación vigente, ya que estamos satisfechos con la gestión de Aljarafesa y sus servicios".

El siguiente paso se dio en la Junta General de Accionistas, en el que se formalizó la reincorporación de los dos representantes del PP en el Consejo de Administración. Así, al ya citado primer teniente de Alcalde de Espartinas, Javier Jiménez, se sumó la alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso. Aljarafesa indicó en un comunicado que con su llegada "finalizan los recientes episodios de desencuentros entre ambas fuerzas en el Aljarafe, retomando ambas su continuada voluntad de colaboración".

  • 1