Economía

El recibo de la luz bajará sólo en uno de cada diez hogares andaluces

Sólo uno de cada diez hogares andaluces se beneficiará de la tarifa social planteada por el Gobierno, por la que los clientes que contraten una potencia igual o inferior a 3 kilovatios pagarán un 16% menos en su recibo de la luz. Foto: J.M.Cabello.

el 15 sep 2009 / 06:30 h.

Sólo uno de cada diez hogares andaluces se beneficiará de la tarifa social planteada por el Gobierno, por la que los clientes que contraten una potencia igual o inferior a 3 kilovatios pagarán un 16% menos en su recibo de la luz. La mayoría de las familias, en cambio, verán subir su factura casi el 11%.

En la actualidad, son 700.000 los clientes que tienen contratada en Andalucía una potencia instalada igual o inferior a 3 kilovatios (Kw) del total de 4,5 millones con los que Sevillana Endesa cuenta entre la comunidad andaluza y Extremadura.

La mitad de ellos (unos 350.000) corresponden a hogares de primera residencia, y el resto son pequeños comercios, comunidades de vecinos o segundas viviendas, según fuentes consultadas de Sevillana Endesa.

Éstos serán los únicos que se verán beneficiados de la revisión de tarifas del Gobierno, que prevé subir la luz una media del 5,6% a partir del 1 de julio -y que se sumará al alza del 3,3% de enero-. Y es que el Ejecutivo ha aprobado una tarifa social por la que se abarata un 16% la factura del hogar que contrate menos de 3 Kw. Medida que afectará sólo a uno de cada diez hogares andaluces, los que se beneficiarán de la tarifa social, según estimaciones de Sevillana Endesa.

El resto de clientes -la gran mayoría tiene contratada una potencia que oscila entre los 3,5 y los 5,5 Kw- verá subir su recibo en julio por encima de la media del 5,6% calculada por el Gobierno, en concreto, un 7,3%, de manera que esta subida, sumada a la experimentada a primeros de año, dará una factura un 10,9% más alta que el año pasado.

Y es que lo habitual no es contratar una potencia inferior a 3 kw, ya que supone un uso muy controlado de la energía. Un ejemplo. Poner una lavadora (2,5 Kw) a la vez que se enciende el aparato de aire acondicionado (2 Kw), haría saltar el interruptor de control de potencia, ICP, un mecanismo que hace que se corte la luz si el consumidor supera el límite de potencia contratada.

Las asociaciones de consumidores denunciaron, por tanto, que el alza anunciado será mucho mayor para el hogar medio, sobre todo si se suma el incremento ya formalizado del pasado enero. Según Facua los cerca de 14 millones de usuarios en España con potencias contratadas de hasta 5 Kw deberán pagar un 7,33% más, lo que, sumado al 3,3% de enero, supone casi un 11%, más del doble del IPC. La mayor subida de julio, un 8,34%, la sufrirán los clientes con la segunda tarifa más contratada, de entre 5 y 10 Kw (tarifa 2.0.3). Estos 4,5 millones de clientes deberán pagar un 11,9% más.

Por contra, criticaron que las tres grandes empresas con mayor consumo (Arcelor Mittal, Asturiana de Zinc y Alcoa), registrarán la menor subida, del 4,6%, por lo que se beneficiarán "de forma parasitaria" de una tarifa especial.

Ante el aluvión de críticas, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció ayer que la de julio "va a ser la última subida del año" del precio de la luz. Sebastián calificó la revisión de la tarifa de "razonable" y calculó que tendrá "un impacto de una décima en el IPC (Índice de Precios al Consumo)".

  • 1