Deportes

El regreso de Marin y las disquisiciones de Emery

El técnico vasco medita la continuidad del doble pivote defensivo en el derbi, aunque se suman distintas variables que pueden llevarle a su idea 'titular'.

el 17 nov 2013 / 01:21 h.

emery2Una semana previa tan apasionante como llena de incógnitas en el Sevilla FC. La principal, si Unai Emery dará continuidad por fin al doble pivote defensivo que le ayudó a salvar los muebles en Cornellá-El Prat, donde el vasco jugaba todo un match-ball para su continuidad en el banquillo del Sánchez-Pizjuán. Así, el derbi se convertirá en toda una prueba sobre si Emery ha reconsiderado su postura o volverá a disponer de Ivan Rakitic como mediocentro, un planteamiento que ha defendido contra viento y marea, ganándose el apelativo de don erre que erre, pero con el que evidentemente no ha tenido éxito en este primer tercio de la temporada. La victoria ante el Espanyol volvió a reforzar la teoría de las muchas voces que, dentro y fuera del club, han clamado por un cambio en el planteamiento táctico. El Sevilla volvió a ser más fiable con Iborra y Daniel Carriço en el eje del equipo, con Ivan Rakitic en la media punta. El equipo no sólo tuvo más equilibrio y sufrió menos, sino que hizo tres goles y pudo hacer alguno más. Fue un Sevilla menos expuesto, aunque no es menos cierto que también concedió ocasiones. La lesión de Nico Pareja, sin embargo, puede obligar a Emery a retrasar a la posición de central a Carriço siempre y cuando no apueste por Juan Cala, un jugador que ya ha demostrado no es santo de su devoción, pese a estar a buen nivel en sus apariciones. No obstante,  dado que baraja la opción de dar por fin continuidad al once inicial,  podría mantener al portugués en el centro del campo y colocar al lebrijano junto a Fede Fazio. Aunque en contra de Cala también juega la posibilidad de que M’Bia recupere su sitio en el mediocampo en el lugar de Carriço, que entonces jugará de central. De esta forma, Rakitic repetiría en la mediapunta con Vitolo y Jairo, y Bacca de nueve. Así, el croata, que el viernes jugó los noventa minutos ante Islandia en la eliminatoria para el Mundial de Brasil, y presumiblemente volverá a jugar de cabo a rabo el partido de vuelta del martes en Zagreb, tendría menos desgaste físico, por cuanto de mediocentro es obvio que debe correr bastante más que si su zona de influencia es el frente de ataque. Y el capitán lleva una carga muy importante de partidos. M’Bia, que hoy juega con Camerún la eliminatoria mundialista ante Túnez, y que el sábado no se entrenó por molestias musculares, sólo ha jugado en el doble pivote defensivo en una ocasión en liga, junto a Cristóforo en el Camp Nou. En las demás ocasiones siempre ha escoltado a Rakitic. Habrá que ver cómo afectan al planteamiento de Emery otras variables. Primero, casi con seguridad tendrá en plenitud a Gameiro, que ya participó en el Trofeo Antonio Puerta, y es posible que, si todo va bien, a Marin, aunque no es probable que pueda ser titular. Con la vuelta del alemán vuelve a tener el ‘problema’ de unirlo a Rakitic en la mediapunta, algo que siempre ha defendido como inviable en su idea. Y también, el posible planteamiento del Betis con 5 defensas.

  • 1