Local

El Reino Unido se defiende pese a las dudas crecientes

Los laboristas tildan el veto en la UE de "catastrófico" y el PP europeo critica la decisión de Cameron.

el 10 dic 2011 / 20:51 h.

TAGS:

La tensión palpable entre las grandes potencias europeas tras la cumbre celebrada esta semana después de que el Reino Unido decidiera vetar el acuerdo del nuevo tratado de la UE sigue latente. Ni Alemania ni Francia, defensores de la refundación del euro, ni el Gobierno de David Cameron se desmarcaron un ápice de sus posturas. Y ello a pesar de las críticas de los laboristas, que tildaron la decisión de "catastrófica" y del secretario general del PP Europeo, Antonio López Istúriz, quien dijo que "Cameron se ha equivocado en esta ocasión y se ha quedado solo".

Así, el ministro de Finanzas británico, George Osborne, opinó que su Gobierno ha tomado "la decisión correcta para el Reino Unido" al negarse a aceptar una mayor integración económica y política como la propuesta en la cumbre de Bruselas. "Hemos protegido a los servicios financieros y las empresas de manufacturas británicas, que necesitan comerciar con sus productos y servicios en Europa. Hemos protegido a todas estas industrias del desbordamiento del desarrollo de la integración de la Eurozona hasta afectar a los no miembros del euro", argumentó en declaraciones a la BBC.

En ese sentido, rechazó que la decisión obstruccionista del primer ministro David Cameron se deba a "cierto tipo de postura de negociación secreto" y recordó que han hecho "exactamente lo que él dijo que iba a hacer".

"Si hubiésemos firmado este tratado, si David Cameron hubiese roto su palabra dada al Parlamento y a la población, ido allí y cedido sin las salvaguardias que pedía, nos habríamos encontrado con los tratados europeos al completo, con el Tribunal Europeo, la Comisión Europea y todas estas instituciones que aplican los tratados aprovechando esta oportunidad para socavar los intereses del Reino Unido, para socavar el mercado único", añadió Osborne. "No estamos preparados para permitir que eso ocurra", apostilló.

Por otro lado, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, declaró que los acuerdos alcanzados en la cumbre resolverán la crisis de deuda de la Eurozona y que Alemania necesita una Europa fuerte. "Estoy seguro que seremos capaces de manejar la crisis de deuda en Europa con las medidas acordadas de largo alcance sobre la reforma institucional de la unión monetaria europea", escribió Schaeuble en una artículo para Focus.

Los líderes europeos acordaron un borrador de un nuevo tratado para una mayor integración económica en la Zona Euro, aunque el Reino Unido, la tercera mayor economía del bloque, rehusó unirse a los 17 Estados del euro y a otros nueve países de la UE en una unión fiscal.

Schaeuble dijo que Europa siempre había salido más fuerte de las crisis y que eso era importante para Alemania, la mayor economía de la región. "Si actuamos como naciones individuales podemos en el mejor de los casos retrasar nuestra pérdida de influencia, pero no seremos capaces de evitarla", escribió.

  • 1