Local

El remedio que nunca llega

Todavía se está lejos de encontrar un remedio eficaz contra el alzhéimer y casi todas las enfermedades neurodegenerativas. Los avances han sido discretos en los últimos años, mientras en el mundo se diagnostica un caso de demencia cada siete segundos. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 12:08 h.

TAGS:

Todavía se está lejos de encontrar un remedio eficaz contra el alzhéimer y casi todas las enfermedades neurodegenerativas. Los avances han sido discretos en los últimos años, mientras en el mundo se diagnostica un caso de demencia cada siete segundos.

Esta visión pesimista la comparten con matices neurólogos e investigadores, que ven "desmedidas" las expectativas creadas por los medios de comunicación con la terapia génica, las células madre y los fármacos que prometen curaciones de rango casi milagroso. "Ni el nihilismo de algunos investigadores, ni las altas expectativas" que otros transmiten, resume sobre la situación actual de los logros el neurólogo José Ángel Obeso.

La mayor parte de las dolencias no tienen cura y ni siquiera se conoce bien su origen o su formación en el cerebro. Ataxias, procesos musculares degenerativos, parkinsonismo, alzhéimer, o la esclerosis lateral amiotrófica, entre otras, integran las enfermedades neurodegenerativas.

Para 2030, se calcula que un 2% de la población de los países de la OCDE padecerá la enfermedad de párkinson (EP) y entre un 10 y un 15 la enfermedad de alzhéimer (EA), la más común de las demencias. "Las expectativas que salen a la prensa sobre terapia génica y células madre son desmedidas a la luz de las investigaciones que se han hecho", opina en declaraciones a Efe Obeso, que ha dirigido recientemente un curso sobre enfermedades neurodegenerativas de la UIMP en Santander.

Algunos de los participantes en ese encuentro expresaron serias dudas sobre los resultados de una investigación, dada a conocer en la reunión de julio ICAD 2008 de Chicago, que se situó por sus espectaculares resultados en las portadas de los principales diarios. La investigación, realizada por la firma TauRx Therapeutics con el fármaco Rember contra el alzhéimer, aseguraba que este medicamento "frena el progreso de la enfermedad en un 81%". La investigación fue dirigida por Claude Wischik, de la Universidad escocesa de Aberdeen.

Rafael Blesa, director del servicio de Neurología del Hospital de la Santa Creu y San Pau de Barcelona, es crítico acerca de los resultados publicitados sobre este fármaco en Chicago y sostiene que el anuncio ha tenido una componente más mediático que científico y que se deben poner en cuarentena sus resultados. Según Blesa, el autor principal del estudio con el medicamento Rember, que preside además la empresa creada para explotar el nuevo fármaco, "dejó de publicar investigaciones hace ocho años".

Párkinson, la otra cara . Por contra, "el párkinson es la joya de la corona", afirma Obeso sobre los resultados paliativos que consiguen medicamentos como la levodopa, diseñados para compensar la pérdida con la edad de la dopamina, un importante neurotransmisor del sistema nervioso central. Genética en un 5% de los casos y con cerca de 200.000 personas afectadas en España, la enfermedad de párkinson no tiene cura y sus causas siguen siendo también un enigma, pero muchas de las manifestaciones que le acompañan, como el temblor o las dificultades motoras, pueden ser controladas.

"La ciencia asiste en general a una verdadera explosión de nuevas líneas de investigación en todas las disciplinas", constata e Ignacio Torres Alemán, un investigador del CSIC que intenta probar que la enfermedad de alzhéimer tiene una base metabólica y que el agente IGR-1, como la insulina en la diabetes, puede proteger a las neuronas. De ser eficaz, podría aliviar a los 4,6 millones de casos de alzhéimer u otras demencias que se diagnostican cada año en todo el mundo.

  • 1