martes, 20 noviembre 2018
12:03
, última actualización
Local

El repaso. El percance de Padilla estremece al toreo

el 10 oct 2011 / 20:20 h.

TAGS:

La verdad del toreo. Los teléfonos de este singular planeta echaban humo en el anochecer del viernes. Las primeras noticias eran demasiado confusas aunque a la vez que pasaban las horas se iban descartando los pronósticos más siniestros. La vida de Juan José Padilla, cogido de forma brutal cuando trataba de colocar un par de banderillas al cuarto toro del encierro de Ana Romero, ya no corría peligro. El hombre se había salvado aunque aún es pronto para saber si también lo ha hecho el torero. Las cosas no serán tan fáciles como quieren pintarlas algunos optimistas ingenuos pero casta hay de sobra para arreglarlas. Cuando la Parca les llega tan cerca, los toreros aguantan el tipo como tíos de otro mundo pero también se les rompe el alma, y mucho. Pero la fiesta sigue y los hombres del toro reaccionan como mejor saben:triunfando. Manzanares, David Mora o ese Talavante en versión 2.0. hicieron el mejor homenaje al torero caído. Que Dios le guarde.

 

Abolicionismo mexicano. Apenas ha trascendido por estos lares pero tendría que preocuparnos mucho más la iniciativa que pretende acabar con la fiesta en la yema del toreo azteca: el distrito federal de México. El tema no está nada claro y si saliera adelante -alentado por el PRI y el Partido Verde- podría cerrarse uno de los escenarios más importantes de la geografía taurina, la Monumental de Insurgentes. Los catalizadores de la abolición catalana ya andan asesorando a nuestros cuates del otro lado del charco y no convendría bajar la guardia. Rafael Herrerías, el tronante empresario de la Monumental, ya ha dicho que será sobre su cadáver. Es para creérselo.

 

Cambios en la Unión. La reforma de los estatutos que rigen la Unión de Criadores de Toros de Lidia propicia una convocatoria de elecciones en su junta directiva. Hasta ahí todo más o menos normal aunque, según se apunta desde algunos flancos, Carlos Núñez, actual presidente, no se presentará a la reelección a pesar de no haber llegado ni siquiera al ecuador de su mandato. No corren buenos tiempos para el órgano federativo ganadero: el fracaso sin paliativos de la Mesa del Toro como abanderada de los intereses globales del sector en el proceso abolicionista catalán; la defenestración de su inoperante gerente... las cosas andan calentitas en el campo.

Casas cogió su fusil. El incansable empresario francés prepara el que pretende sea su asalto definitivo a la plaza de Madrid, ese castillo famoso. A los Choperitas sólo les quedan dos o tres festejos para recoger los bártulos y dar paso a un nuevo concurso de adjudicación en el que Casas ya ha dado un paso al frente. Ya se sabía, aunque el pliego oficial de condiciones aún no ha sido publicado. El dinámico gestor galo, que gestiona los cosos de Nimes y Valencia y participó en la UTE que ahora concluye la dirección de la plaza de Málaga ha iniciado un bombardeo cibernético -vía twitter- para apoyar su ofensiva que le está jugando malas pasadas. En un alarde de locuacidad, Casas reconoce la perniciosidad que supone hacer coincidir en una misma persona las figuras de empresario, apoderado y hasta ganadero. Hasta ahí todo fenomenal si no fuera porque monsieur es reincidente como gestor de plazas y ha sido o es director de la carrera de unos cuantos diestros, incluido nuestro Daniel Luque. Para salir del laberinto dice que cuando todos rectifiquen él también lo hará. Exponga sus ideas, que seguro que son muchas y necesarias, pero no venda más humo.

 

En twitter: @ardelmoral

  • 1