Local

El repunte del temporal se ceba con el Aljarafe y el área metropolitana

La línea ferrea suspendida, el arroyo Tamarguillo y el río Guadaíra a punto de desbordarse y varias carreteras anegadas. Las lluvias regresan y en la provincia tienen como objetivo el área metropolitana.

el 04 ene 2010 / 22:24 h.

TAGS:

La línea ferrea Sevilla-Huelva quedó suspendida varias horas.

El temporal volvió a sus andadas, aunque con menos fuerza que el que sacudió a la provincia a finales de diciembre. Esta vez los chaparrones fueron intensos pero con parones y tuvieron su epicentro en el área metropolitana y muy especialmente en la cornisa del Aljarafe, según detallaron ayer fuentes del servicio de Emergencias 112. El balance en la provincia fue de en torno a una decena de carreteras cortadas por inundaciones, viviendas anegadas y la suspensión durante unas horas de la línea ferroviaria Sevilla-Huelva.

El primer efecto de las tormentas se vio en los trenes. La línea Sevilla-Huelva estuvo cerrada al tráfico desde las 7.30 horas por la acumulación de agua en las vías que dificultaba su tránsito. Tras unas horas de espera, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) dio por restablecida la circulación sobre las 13.00 horas. Pese a las horas de parón, sólo perjudicó a una línea de tren.

Esta vez, la lluvia no afectó tanto a las viviendas. Pese a ello, el 112 detectó anegaciones en casas de Carmona, Dos Hermanas, Pruna, Huévar del Aljarafe y "en general, el área metropolitana", aunque en menor cuantía que hace apenas una semana. El caso más grave se vivió en Morón de la Frontera, cuando se derrumbó el techo de una casa en la calle El Bosque. Afortunadamente, no estaba en ese momento su único inquilino.

Las viviendas se salvaron, pero no así las carreteras, en especial en el Aljarafe. La A-8064, en Huévar del Aljarafe estuvo cortada parte del día tras desbordarse el arroyo San Cristóbal. También hubo problemas en Bollullos de la Mitación, donde se desbordó un arroyo junto a la ermita de Cuatrovitas. Pero la crecida que quizás entrañó más peligro fue la del arroyo Tamarguillo, que estuvo a punto de desbordarse. Pese a no llegar a su capacidad máxima, sí dejó bajo un metro de agua la vía de Brenes (A-8008), según informó anoche Protección Civil. Al límite también se encuentran el Guadaíra y el canal de los presos.

Además, la Guardia Civil informó del cierre de otras carreteras secundarias, como la SE-3410, del kilómetro 0 al 10 en Gerena; la A-8153, que conecta Carrión de los Céspedes con Castilleja del Campo; la A-8029 en sus 11 kilómetros a Dos Hermanas; y la A-8080, desde el 0 al punto kilométrico siete, que es el camino que une la pedanía de Torre de la Reina (Guillena) y Lora del Río. Por último, la A-378, que une Osuna y Martín de la Jara también cerró al tráfico. En todas se habilitaron desvío alternativos.

A esos problemas se sumaron los habituales atascos que se forman en el Aljarafe, que se vieron acrecentados por las personas que cogieron el coche para hacer las últimas compras.

  • 1