miércoles, 19 diciembre 2018
11:56
, última actualización

El repunte del tráfico de drogas desequilibra la caída de delitos

En 2014 se cometieron 87.357 delitos y faltas, un 4% menos frente a los 91.000 de 2013

el 04 feb 2015 / 21:11 h.

bin_33925663_con_16701182 La provincia de Sevilla sigue su buen ritmo de caída de la criminalidad. Después de que en 2013, cayese un 2 por ciento, el descenso de delitos y faltas se duplica en 2014 y llega a disminuir un 4 por ciento. Dato que sitúa a la provincia sevillana en la mitad del ranking de criminalidad andaluza, por delante de provincias como Huelva, Cádiz o Jaén. Pese a los buenos datos, el aumento del tráfico de drogas desequilibra la balanza del descenso. De hecho, en 2014, se cometieron 396 delitos por tráficos de estupefacientes, un 13,5 por ciento más que el año anterior, cuando la cifra se situaba en 349 delitos. En este sentido, se podría decir que la provincia de Sevilla suspende en materia de drogas, ya que se sitúa como la segunda provincia andaluza que incrementa sus infracciones en materia de tráfico de estupefacientes, solo por detrás de la provincia de Granada (con un repunte del 13,9 por ciento). No obstante, la disminución generalizada de delitos sigue pesando frente a este aumento. De hecho, entre enero y diciembre del año pasado se cometieron 87.357 infracciones penales en toda la provincia, frente a las 91.026 que se registraron el año anterior. Diferenciadas en delitos y faltas, los primeros disminuyeron un 7,8 por ciento, mientras que las faltas descendieron un 0,9 por ciento. La bajada más significativa es la de los homicidios y asesinatos consumados, sobre todo si se tiene en cuenta que fueron los delitos que marcaron el 2013 como un año negro. El año pasado, se cometieron 8 delitos de este tipo, lo que se traduce en un descenso del 42,9 por ciento, frente a los 14 homicidios y asesinatos que protagonizaron el 2013. En la misma tónica del año anterior y de forma casi sorprendente ante la delicada situación económica, los robos con fuerza siguen cayendo. En 2014 se cometieron 15.107 robos con fuerza, un 16,6 porciento menos que el año anterior. Además, los robos de este tipo cometidos en domicilios también disminuyen en un 13,5 por ciento, después de registrarse 3.720 de este tipo de delitos. Los delitos de delincuencia (3.174) caen un 10,5 por ciento, especialmente los robos con violencia e intimidación, que disminuyeron un 14,1 por ciento, habiéndose cometido 2.511. Las sustracciones de vehículos a motor (2.006) también bajaron un 8,8 por ciento, y los hurtos, un 12,8 por ciento.

  • 1