Local

El rescate del parque

La noticia de la recuperación para el parque de María Luisa de la Avenida de Isabel la Católica es una de las mejores que Sevilla ha tenido últimamente y, además, el triunfo del sentido común que, a decir verdad, no está muy habituado a triunfar.

el 15 sep 2009 / 06:30 h.

La noticia de la recuperación para el parque de María Luisa de la Avenida de Isabel la Católica es una de las mejores que Sevilla ha tenido últimamente y, además, el triunfo del sentido común que, a decir verdad, no está muy habituado a triunfar. El Parque -parque, como madre, no hay más que uno- empezará a recobrar su fisonomía: ya no necesitará la verja hasta la Glorieta de Covadonga que enclaustra las de Bécquer, Montoto o Luca de Tena y recreará los espacios originales. Pero mucho me temo que -como todos los avances- va a poner al descubierto otras carencias porque la medida para integrar la Plaza de España en los antiguos jardines de los Montpensier dejará aún más claro que el que no está integrado es el edificio de la propia plaza.

Por mucho que se diga, su uso lúdico (el hincapié que se hace en recuperar actividades incluirá -supongo- las barcas en el estanque) no es compatible con enclaves administrativos sometidos a normas de máxima seguridad. La Delegación del Gobierno y, sobre todo, la Jefatura del Ejército de Tierra nada pintan en un espacio de ocio cuando tienen edificios como la Fábrica de Artillería, perfectamente adecuada a su cometido y con la que no se sabe qué hacer. Su ubicación en el Parque ya no es más que el fruto del capricho que contradice el sentido común, que vuelve a dar la razón a los que dicen que es el menos común de los sentidos.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1