Local

El reto de enseñar a ser libres a los linces cautivos

Tras reintroducir ejemplares silvestres, un congreso en Córdoba planeará el siguiente paso con felinos nacidos en cautividad.

el 01 nov 2010 / 21:19 h.

TAGS:

La reintroducción de linces busca aumentar las poblaciones de Sierra Morena y Doñana.
Tras la experiencia piloto desarrollada este año para la reintroducción de linces silvestres en el Guadalmellato (Córdoba), el reto es lograr aumentar las poblaciones de este amenazado mamífero en Sierra Morena y Doñana con ejemplares criados en cautividad, un reto sobre el que el próximo día 10 debatirán los expertos en Córdoba en el IV seminario internacional sobre la conservación del lince ibérico.

 

La experiencia de este año en el Guadalmellato ha logrado el nacimiento de dos cachorros de una de las tres parejas liberadas y ha sufrido una baja por la Enfermedad Renal Crónica que afecta a la mitad de los linces en cautividad y cuyo origen, aún en estudio, parece estar en una vitamina que se da a los conejos con los que se alimentan.

El director de Gestión del Medio Natural de la Junta, Javier Madrid, confirmó a Efe que este invierno se volverán a reintroducir linces en el Guadalmellato, pero además, el programa quiere avanzar con la liberación de ejemplares nacidos en cautividad dentro del programa Life, para lo cual se tomarán como referencia experiencias con otros felinos como el lince canadiense o el licaón sudafricano.

En el seminario se analizarán aspectos como el manejo de felinos cautivos antes de su liberación o el aprendizaje de técnicas de caza y de socialización. Asistirán representantes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y gestores de Portugal y Extremadura -que ya tienen centros de cría en cautividad y donde se prevé reintroducir ejemplares en los próximos años-, Castilla-La Mancha y Murcia, que estudian incorporarse al programa Life.

Chequeo médico a 'Íbero'
El lince Íbero será trasladado desde Andújar (Jaén) al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de El Blanqueo, en Granada, para someterlo a un chequeo clínico previo a su liberación. Íbero pesa 11 kilos y se le practicarán análisis para detectar posibles infecciones, será desparasitado y vacunado contra la leucemia felina -habitual entre los gatos domésticos-. Es el noveno ejemplar tratado en el centro granadino.

  • 1