Local

El reto de la solidaridad

Los Bomberos de Sevilla han impartido un curso de espeleología a un grupo de sordociegos.

el 17 may 2014 / 10:27 h.

TAGS:

Un grupo de bomberos del Servicio de Extinción y Prevención de Incendios de Sevilla ha impartido un curso de iniciación a la espeleología a sordociegos de la asociación Aspacide, que lograron el pasado jueves entrar en la Sima del Lagarto, cueva ubicada en Villaluenga del Rosario (Cádiz). Según ha informado el Ayuntamiento hispalense, el curso, que se ha celebrado en el centro que la Federación Andaluza de Espeleología tiene en dicho municipio de la sierra gaditana, surgió de una iniciativa de este grupo de bomberos, que propusieron a la Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera un reto con el que hasta ahora nadie se ha atrevido. Después de tres días de curso en el que han aprendido nociones básicas sobre espeleología y se han familiarizado con el material, además de conocer el manejo de los dispositivos de ascenso y descenso, siete sordociegos -acompañado cada uno de un mediador- alcanzaron la Sima del Lagarto con el apoyo de los bomberos. Ismael fue uno de los primeros en entrar en la cueva. Estaba nervioso, porque a sus 26 años era la primera vez que hacía una actividad de estas características y sólo había salido alguna vez a pasear por el campo en su pueblo, La Puebla de los Infantes. Al salir le decía a su mediadora que le había gustado mucho lo que había sentido y que quería repetir alguna vez. La monitora que lo acompañó en su aventura, María, visiblemente emocionada por el "reto" conseguido, explicó que "los límites no existen" y que los pone cada uno. "Ver hasta dónde han sido capaces de llegar hoy me hace pensar en que se les pueden organizar actividades en las que hasta ahora ni habíamos pensado para ellos". señaló. "Me había preparado antes de venir pensando en que esto iba a ser muy duro, pero no está siendo tan difícil como creía, es increíble con un terreno tan abrupto que hayan conseguido llegar hasta aquí", afirmó María, que quiso agradecer al Cuerpo de Bomberos de Sevilla el ofrecerles esta oportunidad "única". Por su parte Rocío Díaz, portavoz de Aspacide, reiteró su agradecimiento en nombre de la asociación a los bomberos de Sevilla por su iniciativa y señaló que "más allá del lenguaje de signos, cuando se hacen las cosas con el corazón con ellos no hay barreras". Además, destacó el afán de superación de este grupo de personas sordociegas y la ilusión con la que han abordado desde el principio esta actividad, que es algo que "se sale de lo normal". Por eso, aseguró que "se van a acordar de cada nombre de cada uno de los bomberos durante el resto de su vida, se lo van a agradecer siempre". Miguel Ángel Carranco, bombero promotor de esta actividad, señaló que es más importante lo que ellos han aprendido de los sordociegos, de quienes ha dicho que "es admirable que sean capaces de llegar hasta donde muchas personas que tienen sus facultades plenas no llegan nunca".

  • 1