Local

El retorno de la religión

La religión vuelve a la actualidad y ocupa el centro del debate político no sólo en España, sino también en otros países de Europa, como Francia, Italia, Austria? En septiembre de 2006, en la Universidad de Ratisbona, Benedicto XVI pronunciaba un importante discurso en el que apelaba al retorno de la religión...

el 14 sep 2009 / 23:58 h.

La religión vuelve a la actualidad y ocupa el centro del debate político no sólo en España, sino también en otros países de Europa, como Francia, Italia, Austria? En septiembre de 2006, en la Universidad de Ratisbona, Benedicto XVI pronunciaba un importante discurso en el que apelaba al retorno de la religión a la vida política, aprovechando el vacío ideológico existente en el mundo y la situación de desconcierto e inseguridad provocada por la crisis del marxismo y la deriva de la socialdemocracia. La intervención papal fue el banderazo de salida para que la jerarquía de algunos países católicos emprendiese una "cruzada" contra el "nihilismo y el relativismo" que amenazan a la sociedad actual. También contribuye a este retorno de la religión a la vida pública la corriente neoconservadora que, en sus variantes anglosajonas o europeas, está cuestionando el patrimonio legado por la Ilustración y la Revolución Francesa, sobre todo sus aspectos filosóficos y políticos y trata de imponer una visión unilateral y autoritaria de la realidad política combinada con un ultraliberalismo económico reacio a cualquier tipo de control por mínimo que éste sea.

En este estado generalizado de retorno de la religión, se enmarca la actuación del presidente Sarkozy que, a pesar de la tradicional laicidad de la República y en lugares tan distintos y diferentes como Roma y Riad, no ha dudado en defender las religiones y los valores morales que representan, cuestionando la institución clave de la laicidad republicana: la escuela.

Y lo mismo ocurre en Italia, donde la presencia e influencia de la Iglesia católica son evidentes por razones obvias y donde la Jerarquía ni en el ámbito de la política ni en el ámbito de la familia ha conseguido hasta ahora imponer sus criterios. Pero está perfectamente organizada para conseguirlo a través de un seguimiento de todas aquellas iniciativas como la regulación de las uniones de hecho, el aborto, la educación en la escuela y presionar a todos los partidos políticos para conseguir sus fines.

La Jerarquía de la Iglesia española ha mantenido un enfrentamiento permanente con el Gobierno socialista desde el inicio mismo de la legislatura, contribuyendo de forma notable a la estrategia de la crispación y en ocasiones convirtiéndose en su único agente e intérprete. El matrimonio homo, el divorcio-exprés, el derecho a una muerte digna, la educación para la ciudadanía y otros temas menores han sido los hitos de este enfrentamiento que ha culminado en la Nota de la Comisión Permanente del episcopado ante el 9-M.

La Jerarquía tiene el derecho de publicar y defender sus ideas y proyectos para la sociedad civil, igual que todo ciudadano, asociación o institución. Pero debe aceptar que su posicionamiento ante la realidad política o social pueda ser criticado y descalificado, sin que ello suponga limitación alguna a decir cuanto crea conveniente y cuando y como quiera. Ahora bien, la Jerarquía no puede considerarse como la única depositaria e intérprete del Derecho Natural y de la verdad e imponer sus creencias y criterios a los legisladores. Puede y debe adoctrinar a sus fieles y seguidores, imponerles sus ideas, pero no a los ciudadanos que, respetando el mensaje cristiano, discrepamos total y absolutamente de ese modo de proceder.

Antonio Ojeda Escobar es notario

  • 1