Local

El retraso en las obras del colegio Joaquín Turina mantiene en vilo a 400 familias

El informe de los técnicos alerta de que los trabajos van lentos y plantea aplazar la apertura pero no se ha comunicado ninguna decisión a padres y profesores.

el 05 sep 2014 / 14:05 h.

TAGS:

Joaquín Turina Las obras en el colegio público Joaquín Turina de El Porvenir comenzaron a finales de julio y se centran en la cubierta.

A cuatro días del inicio oficial del curso para más de 200.000 alumnos sevillanos de Infantil y Primaria, los padres y profesores de 400 niños del barrio de El Porvenir no saben aún si sus hijos comenzarán las clases como el resto el miércoles o se incorporarán finalmente el día 15. El retraso que sufren las obras de mantenimiento que realiza el Ayuntamiento en el colegio público Joaquín Turina hace impensable que, tal como está el colegio (sin cubierta y con los cuartos de baño desmantelados), el centro pueda abrir sus aulas y así lo atestigua el informe firmado por el técnico municipal y el inspector de la Junta tras la visita realizada el pasado día 3. Pero el Ayuntamiento asegura públicamente que las obras estarán a tiempo y no ha respondido oficialmente al escrito enviado por la Delegación Territorial de Educación alertando del retraso, instando a agilizar los trabajos y a comunicar, en caso contrario, la necesidad de aplazar el inicio del curso. La propia Junta, por su parte, llegó ayer a confirmar oficialmente a este periódico que las clases no comenzarían hasta el día 15 mientras el portavoz municipal, Francisco Pérez, aseguraba en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local que el colegio estaría listo para el día 10. Un anuncio ante el que la Delegación de Educación se retractó y prefirió aplazar la decisión hasta la próxima semana. Su intención, según fuentes de la Delegación, es que el colegio abra el día 10 pero será el desarrollo de las obras el que determine si el centro está en condiciones de recibir a 400 niños de entre 3 y 12 años.

Y en medio de la polémica se encuentran los profesores y los padres, que día a día reclaman información a la dirección del colegio sin que ésta pueda darles una respuesta concreta. La percepción de algunos padres consultados por este periódico es que resulta difícil que el colegio esté listo, sobre todo porque el techo no está ni de lejos completamente montado y los andamios cubren actualmente prácticamente toda la fachada del colegio. Pero sobre todo se quejan de la incertidumbre y la falta de información en un aspecto clave para la organización de la vida familiar y laboral, aunque ante todo confían en que prime la seguridad de los niños.

Las obras de mantenimiento que realiza el Ayuntamiento en este centro corresponden a la planificación prevista en 2013 si bien el proyecto fue licitado el 26 de marzo de este año y licitado el 29 de mayo por importe de 139.589,96 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Las obras empezaron a finales de julio. De hecho, durante todo el mes, el centro ha acogido como otros años un campamento urbano de una empresa privada que alquila las instalaciones. Según informa el AMPA en su página web, la propia dirección del centro pidió a principios de la semana a la Delegación de Educación que acudieran los inspectores a ver la marcha de las obras y fue el miércoles cuando el técnico municipal y el inspector de la Junta visitaron el centro y emitieron un informe técnico que efectivamente alerta, según la Delegación de Educación, de un evidente retraso en los trabajos y de la posibilidad de que no estén acabados a tiempo. Después de que el portavoz del PSOE municipal, Juan Espadas, visitara el jueves el colegio en el marco de una ronda de visitas a las obras municipales en los colegios (hay otras obras, las de nueva construcción, ampliación y demás que corresponden a la Junta), y denunciara el retraso, la edil de Hacienda, Asunción Fley, aseguró que estarían terminadas ya que el Ayuntamiento va a «reforzar» la cuadrilla de operarios. Ayer, el portavoz del Gobierno municipal insistió en ello y la Junta esperará hasta última hora para decidir si el Joaquín Turina está en condiciones de abrir el día 10.

En medio de la polémica, ayer los obreros seguían trabajando a destajo mientras el claustro de profesores se reunía entre andamios y los padres reclamaban información sin éxito.

No es el único colegio que estará en obras este curso que arranca el miércoles. El PSOE municipal denunció que el Ayuntamiento solo ha iniciado cinco de las 26 previstas este año e incluso hay pendientes dos del año pasado, entre ellas una de envergadura para instalar la calefacción en el Fray Bartolomé de las Casas, adjudicada el martes y cuyo plazo es de seis meses. A éstas hay que añadir las del Plan OLAde la Junta, que afectan este curso a 46 centros de la provincia con una inversión de 6 millones. Pero no todas son de la misma envergadura ni incompatibles con el funcionamiento y según Educación no hay más colegios pendientes de saber si podrán abrir sus aulas la próxima semana.

  • 1