Deportes

El rey de la tierra extiende sus dominios a la hierba londinense

Rafael Nadal se convirtió en el primer español en ganar un torneo en hierba treinta y seis años después de que Andrés Gimeno conquistara Eastbourne en 1972, tras superar al serbio Novak Djokovic por 7-6 (6) y 7-5 en la final de Queen's.

el 15 sep 2009 / 06:23 h.

Rafael Nadal se convirtió en el primer español en ganar un torneo en hierba treinta y seis años después de que Andrés Gimeno conquistara Eastbourne en 1972, tras superar al serbio Novak Djokovic por 7-6 (6) y 7-5 en la final de Queen's.

De paso, el balear unió el éxito en la hierba londinense de Queen's, que conquistó por primera vez, a su reciente Roland Garros. Algo que nunca había sucedido desde que en 1979 comenzó el torneo británico. Antes, en 1973, Ilie Nastase hizo el doblete en el London Grass Court Championships. Nadal dio un paso psicológico importante en la particular carrera que mantiene con el serbio, que se apresura a arrebatar el segundo lugar del circuito al español.

El saldo es aún más favorable al balear, que ha ganado con este nueve de los doce disputados. La única vez que habían coincidido sobre hierba fue en las semifinales de Wimbledon de 2007. El serbio se retiró cuando perdía por 3-6, 6-1 y 4-1. Queen's ha vuelto a demostrar que el balcánico aún está distante del español.

Nole tuvo un primer momento difícil en el primer juego. Nadal dispuso de una bola de break pero el serbio terminó ganándolo y a continuación, con un Nadal impreciso al saque, logró la ruptura, abriendo en el marcador un hueco que consolidó (3-0) con un juego en blanco. Al español le costó hacer su primer juego, pero el 3-1 le dio moral para recuperar el break en el siguiente y sumió en un mar de dudas al serbio, que optó por el juego de fondo, alternando grandes golpes con errores no forzados. Un 80 por ciento de primeros saques permitió a Djokovic mantenerse siempre un juego por delante para desembocar en el tie break.

En el desempate el serbio gozó de un punto de set con su saque. Desperdició la ocasión y Nadal se adjudicó tres puntos seguidos para cerrar la manga (7-6 (6)). El balcánico acusó el mazazo. Y de entrada se encontró con un 2-0 en contra aunque se rehizo y llevó el duelo al equilibrio.

El español dejó escapar dos buenas ocasiones para encarrilar el parcial aunque fue Djokovic el que puso el set de su lado con una rotura en el noveno juego. Nadal fue atendido de unas ampollas en la mano izquierda. Djokovic sacó para llevar el partido al desempate. Pero Nadal reaccionó y ganó sobre el saque del balcánico para lograr el triunfo y romper la historia.

  • 1