Local

El Rey exige a los partidos pactos en economía y para derrotar a ETA

El mensaje del Rey en la solemne apertura de la IX Legislatura no pudo ser más claro. El monarca llamó a todas las fuerzas políticas a trabajar con "tesón" en pro del consenso y fue rotundo en cuanto al terrorismo, tema en el que la unidad, dijo, es "una obligación de todos los demócratas". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 03:18 h.

TAGS:

El mensaje del Rey en la solemne apertura de la IX Legislatura no pudo ser más claro. El monarca llamó a todas las fuerzas políticas a trabajar con "tesón" en pro del consenso y fue especialmente rotundo en cuanto al terrorismo, tema en el que la unidad, dijo, es "una obligación de todos los demócratas".

"Abramos una nueva legislatura -dijo el monarca- de renovada ilusión y armónica convivencia, de concordia y consenso, de nuevas ambiciones y objetivos que a todos nos llenen de orgullo", con el "compromiso de la Corona con España, que tiene en el Príncipe de Asturias su mejor garantía de futuro".

Todos los grupos del Congreso parecen tener claro que es necesario dar carpetazo a la crispación de la pasada legislatura. El propio Zapatero insistió en ello en su discurso de investidura como presidente del Gobierno. Pero, por si quedaban dudas, el Rey lo recordó ayer. Hizo un llamamiento para lograr el consenso en las grandes "políticas de Estado", especialmente en terrorismo y economía, e instó a trabajar con "tesón" en pro de ese consenso.

El monarca se detuvo de forma especial en la llamada al acuerdo en política antiterrorista por considerar que la lucha contra esa lacra ha de ocupar "un lugar crucial". Para el Rey, la unidad de todas las fuerzas democráticas es una de las demandas más unánimes e insistentes" de la sociedad española, "una obligación de todos los demócratas y un deber frente a las víctimas y sus familias".

Pero si considera necesario el consenso en este ámbito, también lo ve esencial ante la economía, ya que, a su juicio, el nivel de empleo y la protección social son situaciones ante las que hay que reaccionar "con grandeza, diálogo, cohesión y solidaridad" para retomar la dinámica de "los altos niveles de crecimiento y bienestar" acumulados en más de una década. Reclamó a los miembros de las Cortes que, como legisladores, deben "buscar, armonizar e integrar opiniones de muy distinto signo y procedencia, al servicio del mejor futuro para el conjunto de España".

Don Juan Carlos felicitó al pueblo español por su madurez y vitalidad democráticas y reiteró que España es una "sociedad moderna y llena de sanas ambiciones de más progreso, educación y bienestar, que espera de todos los poderes públicos la mayor atención y cercanía hacia sus sensibilidades, así como soluciones justas a sus problemas".

También intervino en la sesión de solemne apertura el presidente del Congreso, José Bono, quien habló en la misma línea que el monarca. Bono no se refirió directamente ni a la economía ni al terrorismo, pero ensalzó el valor de la palabra y el diálogo en política para llegar a acuerdos. Consideró que, pese al "empeño" en ocasiones de los políticos en exagerar sus diferencias, lo que les une es mucho más que lo que les separa. "Nos une la libertad, la defensa de una sociedad más justa y ampliar la dignidad de la vida de todos nuestros ciudadanos", añadió, antes de advertir de que la política no debe convertirse en una mera lucha por llegar al poder y mantenerse.

El acto. Tras los discursos, los Reyes saludaron a las más de 700 personas asistentes a la sesión y don Juan Carlos presidió el desfile militar en la Carrera de San Jerónimo a cargo de una agrupación de los tres ejércitos. A continuación, los Reyes y sus hijos almorzaron en el edificio del Congreso con el presidente del Gobierno y con los miembros de las Mesas de las Cámaras.

La sesión sirvió para que algunos de los ministros del nuevo Gobierno se sentaran por vez primera en el banco azul. Como invitados asistieron además siete presidentes autonómicos, entre los que estaba la madrileña Esperanza Aguirre. El acto la obligó a coincidir con el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón.

  • 1