lunes, 27 mayo 2019
01:04
, última actualización
Local

El Rey ofrece a Gadafi el prestigio de las empresas españolas para modernizar Libia

El Rey de España confió en que su visita a Libia permita ampliar la cooperación económica bilateral y ofreció a Muamar al Gadafi la "larga experiencia" y el "sólido prestigio" de las empresas españolas para acompañar a este país magrebí "en su camino de progreso y modernización". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:39 h.

TAGS:

El Rey de España confió en que su visita a Libia permita ampliar la cooperación económica bilateral y ofreció a Muamar al Gadafi la "larga experiencia" y el "sólido prestigio" de las empresas españolas para acompañar a este país magrebí "en su camino de progreso y modernización".

En la cena ofrecida por Gadafi en honor del Rey con ocasión de su primera visita oficial a Libia, Don Juan Carlos destacó los "importantes avances" logrados el año pasado por ambos países en sus relaciones económicas y confió en que este viaje permita "progresar más en ese entendimiento, con la solución definitiva de compromisos pasados y la puesta en marcha de nuevos proyectos e iniciativas".

El monarca se refería así tanto a la búsqueda de una solución a la deuda contraída por Libia con un grupo de constructoras españolas desde hace 22 años como al interés por ampliar la presencia empresarial con nuevos proyectos en los sectores de infraestructuras, energías renovables, construcción y tratamiento de aguas que se sumen a las tradicionales inversiones en hidrocarburos.

Con este objetivo, acompañan al Rey en esta visita oficial quince directivos de empresas con intereses en Libia -entre ellos siete presidentes y varios consejeros delegados-, que asistieron a la cena como invitados.

En su discurso, Don Juan Carlos aludió ante Gadafi a las "destacadas personalidades del tejido empresarial" español que le acompañaban y subrayó que España dispone "de un tejido empresarial moderno, dinámico y competitivo en múltiples sectores punteros, con una larga experiencia y un sólido prestigio a escala internacional por su eficiencia y alto nivel tecnológico". "Hace ya muchos años que España es el tercer socio comercial de Libia, pero debemos buscar nuevas áreas de relación que nos permitan diversificar y equilibrar nuestros intercambios", añadió el monarca.

Aunque las relaciones económicas ocuparon un lugar preferente en el discurso, el Rey también animó a afrontar conjuntamente los desafíos de la lucha contra el terrorismo, la erradicación de la pobreza, la crisis económica y financiera, la gestión integral de los flujos migratorios y el cambio climático.

Don Juan Carlos reafirmó asimismo el apoyo de España a la construcción de la Unión del Magreb Árabe y a las negociaciones para la firma de un acuerdo de asociación UE-Libia.

Tras confiar en que las últimas negociaciones sobre el Sahara Occidental propicien una solución definitiva a este conflicto, el Rey dedicó el final del discurso a expresar sus esperanzas en el alto el fuego logrado en Oriente Medio, si bien precisó que ello no disipa la preocupación "ante la grave situación humanitaria" en Gaza, "que España busca aliviar con su contribución". "El gran desafío que ahora se plantea es el de lograr la pronta recuperación de las negociaciones para una paz justa y duradera en la región", un objetivo para el que España "seguirá trabajando activamente", concluyó Don Juan Carlos.

  • 1