Local

«El Rey sabe que su padre no hubiera podido parar el 23-F»

El periodista y escritor revela en su libro Don Juan y juanito cómo fueron las relaciones, muy complicadas en ocasiones, entre el Rey don Juan Carlos, su padre, don Juan de Borbón, y Franco a cuenta de la sucesión a la Corona.

el 27 feb 2011 / 20:13 h.

TAGS:

El escritor y periodista Abel Hernández, en Sevilla.

-La formación del Rey parece, según su relato, una trama de espionaje entre Franco y don Juan.
-Don Juan era el heredero legítimo de la monarquía y Franco decía que hizo la guerra para restablecer la monarquía, pero su idea de la monarquía es la del 18 de julio, como una prolongación del régimen. Creo que don Juan actuaba honestamente y luchó para lograr la reconciliación nacional y ser el Rey de todos los españoles, pero Franco pensaba que los vencidos no tenían derecho a eso. Y don Juan Carlos, en resumen, era un peón en la partida que jugaron su padre y Franco.


-¿Por qué Franco nunca quiso a don Juan como sucesor? En 1948 ya lo había descartado.
-Es cierto, aunque no lo decía porque él jugaba con cierta ambigüedad. Fue descartado casi oficialmente cuando Franco le dijo a don Juan Carlos en su boda en Atenas que tenía mas posibilidades de llegar a rey que su padre, que no tenía ninguna.


-Y censuró las imágenes de la boda para que no saliera don Juan....
-Así es. Hubo una orden del Ministerio de Información para que se ignorara a don Juan. El entonces príncipe parecía un huérfano. Tuvo que presentar una queja al embajador de España en Lisboa.


-¿Hubo traiciones entre padre e hijo?
-La traición es una palabra muy fuerte. Sí hubo desavenencias graves aunque don Juan en 1969 se sintió engañado porque creyó que su hijo ya sabía que Franco lo había descartado. Hubo una crisis fuerte entre ellos.


-¿Cuando mandó a su hijo a educarse a España, don Juan era consciente ya de que lo usaría como un peón?
- Franco resistió las presiones de los más duros del régimen que querían otra salida política, porque en el fondo no se fiaban de Juan Carlos.


-¿Y Franco le llegó a decir a don Juan personalmente que no entraba en sus planes?
- Le mandó una carta en la que le dijo que la monarquía tenía que sacrificarse, y que la que él quería instituir no era la de don Juan, y que la única salida era don Juan Carlos.


-¿Y cuál fue su reacción?
-Pues enfureció mucho. No contestaba ni a las cartas ni a las llamadas de su hijo. Pasó un tiempo incomunicado y gracias a la mediación de doña María de las Mercedes no se produjo una ruptura entre el padre y el hijo. Franco, por una parte, quería que don Juan Carlos rompiera con su padre y los asesores de don Juan, por contra, quería que el padre rompiera con el hijo.


-Su abdicación fue una calle sin salida.
-Él pensaba que si su hijo reinaba sería Juan Carlos el breve, y él siempre estaría ahí en la reserva. Es más, cuando murió Franco hizo un manifiesto en el que insistía en que era el legítimo heredero y que no pensaba abdicar. Eso a don Juan Carlos le quitaba el sueño.


-¿Y don Juan Carlos quiso que su padre reinara?
-Hubo momentos en los que le habría gustado pero se dio cuenta de que era imposible. Después de la muerte de Franco, hubo un intento de un grupo de intelectuales para reconocerle en el tratamiento al menos como rey, pero don Juan Carlos se dio cuenta de que no se podía ya contar con el pasado.


-¿Hubiera tenido don Juan carencias como rey?
-Tras el 23-F, don Juan Carlos, que conocía muy bien el ambiente militar y las cosas que se habían dicho de su padre, supo que nunca hubiera podido parar el golpe de Estado. Ya no estaba en condiciones y don Juan se dio cuenta de eso tiempo después.


-Antes, Franco también jugó a dos bandas amagando con designar a Alfonso de Borbón, primo de don Juan Carlos...
-Franco podía haber nombrado rey de España a su caballo, podía haber también instaurado un regente. Frente a la presión de su propia mujer y de su camarilla del Pardo a favor de Alfonso de Borbón, él reaccionó y mantuvo a don Juan Carlos como único candidato. Aunque mantuvo la ambigüedad, fue consecuente porque había dirigido su carrera desde que era un niño.


-¿Y nunca dudó? La boda de su nieta pareció una boda de los herederos de la Corona...
-Él no veía a su nieta Carmen como reina, pero su mujer sí. Don Juan Carlos era realmente para Franco como el hijo que nunca había tenido.

  • 1