Local

El riesgo arqueológico en Cristo de Burgos complica la estación

Se prevé encontrar restos como en Encarnación, pero subirá un 40% la demanda del Metro.

el 09 abr 2011 / 18:45 h.

TAGS:

Trabajos geotécnicos para el proyecto de la línea 3 entre Bermejales y Pino Montano.

Desenterrar los restos arqueológicos bajo la plaza de la Encarnación llevó ocho años de trabajos y ocho millones de euros. Además el proyecto de musealización costó otros cinco millones y necesitó medio año más de obras. Pues bien, según el anteproyecto constructivo de la futura línea 2 del Metro (Torreblanca-Torretriana) el potencial arqueológico de la plaza Cristo de Burgos, donde irá la segunda parada en el Centro tras el Duque, "puede ser similar al de la plaza de la Encarnación, con posible origen altoimperial romano". Lo que da una idea de la complejidad de construir en esta plaza una parada del Metro que necesita un pozo de 32 metros de diámetro y 50 metros de profundidad, en el centro de la plaza y con sólo 1,34 metros entre las casas y el cajón de obras. Eso sí, tener dos estaciones en el Centro aumenta la demanda de la línea un 40%, aunque cuesta 70 millones más.

El anteproyecto subraya que tener dos estaciones en el Centro mejora "significativamente la demanda". "Los datos dicen que para el año 2032 los viajes diarios serían 96.000 y 70.000 para dos y una estaciones, respectivamente, lo que supone un incremento de casi un 40%, un input ciertamente ventajoso para la primera opción", la de abrir dos paradas que, por otra parte, estarían a una distancia muy razonable.

En la Encarnación, el trabajo logró sacar a la luz el yacimiento romano más importante de la ciudad con huellas de épocas desde Tiberio hasta el siglo VI y con una casa islámica almohade de los siglos XII y XIII. Mosaicos, restos de una casa y una fábrica de salazones son las joyas del Antiquarium que ya se puede visitar bajo los parasoles. Por su parte, en Cristo de Burgos, por ahora, sólo se sabe que el mayor reto arqueológico será salvar los vestigios de la antigua Fábrica de Tabacos de Sevilla del siglo XVII. Sólo se conoce que la plaza se creó a mediados del siglo XIX a expensas de la demolición de cuarteles militares, instalados a finales del siglo XVIII sobre la antigua Fábrica de Tabacos, la primera de España que precedió a la que luego fue inmortalizada por la Carmen de Mérimée (sede de la Universidad de Sevilla).

Por eso se recomienda sondeos geotécnicos para saber qué se puede hallar bajo la plaza y "conjugar obra y conservación patrimonial, con la elaboración de un programa de integración arqueológica si fuera pertinente".

Finalmente, no habrá parada en la Encarnación, como quería el Ayuntamiento. La Junta alegó falta de espacio -sólo podría ir entre la seta de la llamada Encarnita y la Anunciación- y por el riesgo arqueológico, ya que en esa zona no se han hecho trabajos. En principio, la Junta optó por construir sólo una estación en el Centro, en el Duque, pero finalmente aceptó otra en Cristo de Burgos. Por eso no consta en el anteproyecto ninguna intervención arqueológica en esa zona y sí en otras muchas del trazado.

No obstante, los técnicos de la Junta ya están trabajando en el proyecto constructivo, aunque no hay fecha para la licitación de las obras ni presupuesto (la Junta busca financiación privada, ya que sólo esta línea, la más cara, costará 1.186 millones de euros).

La obra salvará los dos ficus y el tráfico

Por ahora, la Junta no tiene fecha para el inicio de las obras de las líneas 2, 3 y 4 del Metro. La Consejería de Obras Públicas sólo se ha comprometido a terminar los proyectos (incluyendo las alegaciones aceptadas) este año y, en paralelo, a buscar financiación privada. De ella depende que se liciten y arranquen las obras. Unos trabajos que empezarían por el tramo prioritario, el de la línea 3 entre Pino Montano y el Prado. El Centro, pues, complejo y caro, podría dejarse para el final, probablemente más allá del horizonte de 2020. Lo que sí se sabe es que la estación de Cristo de Burgos irá justo en medio de la plaza para salvar los dos ficus milenarios (ficus retusa) de ambos extremos, según el proyecto, y para evitar el corte del tráfico durante años en Imagen y Almirante Apodaca. Eso sí, esta ubicación tiene un inconveniente: el trazado se hace más sinuoso y más largo, y pasa bajo más viviendas.

  • 1