Deportes

El ritmo de puntuación originaría el play-off más caro en 11 años

El Alcalá, cuarto, sella un balance de 1,8 puntos por cita. Sólo en la 11-12 era mejor. En 2003 fueron necesarios 74 puntos.

el 09 ene 2014 / 13:29 h.

cabecenserecrebJME026 El Cabecense pugna por el ascenso. Foto: Bernardo Ruiz. El play-off de ascenso a Segunda División B es el reto por el que pugnan Real Betis B, Cabecense, Alcalá, CMD San Juan y Lebrijana en la presente campaña, cuyo ritmo de puntuación actual podría propiciar la cuarta plaza más cara de los últimos años. Hasta la fecha, el último billete para las eliminatorias finales cotiza a 36 puntos, un dígito que promedia 1,8 por jornada. En caso de mantenerse la dinámica, el cuarto lograría su propósito al cierre liguero con unos 69 puntos, la cifra más alta desde la temporada 2002-03, en la que el propio Alcalá necesitó 74 en 42 jornadas -1,76 de media- para cumplir con su plan. Desde entonces, la mayor puntuación había sido la del ejercicio 2011-12, en el que el Coria, entonces dirigido por Antonio Manuel Racero, Puma, se apropió de 68 unidades para pelear por un sueño durante el mes de junio. El Alcalá suma, a día de hoy y antes de apropiarse de los tres puntos por la retirada del Ayamonte, 36, un registro que propicia un promedio de 1,8 por comparecencia. En la jornada 20 de la 2012-13, el Córdoba B, cuarto, administraba 34 -1,7 de media-. Al cierre del torneo, el último plantel con pasaporte hacia la gloria fue el CD Mairena de Alonso Ramírez, que se clavó en 65. Hasta hoy, la campaña en la que el promedio era mayor fue la 2011-12, en la que el San Fernando era cuarto en la fecha 20 al sumar 39 puntos, un botín que originaba un balance de 1,9, una décima más. En aquella campaña, sin embargo, la cuarta plaza definitiva fue vendida al Coria por 68. Las ediciones más asequibles en la lucha por el play-off fueron las de 2011, en la que el Mairena se clasificó con 63, 2010, en la que el conjunto alcoreño igualó las cifras, y 2006, en la que la Balompédica Linense repitió los registros. Y el capítulo más caro fue el de la campaña 2002-03, en la que el Alcalá fue cuarto tras sumar 74 puntos en 42 jornadas. El campeón de aquella experiencia, el Villanueva del sevillano Antonio Gutiérrez Cuadrado, sumó al cierre de la Liga 86 unidades. Curiosamente, de los 18 grupos de la categoría, la cuarta plaza más cara es la del XVIII, en el que el Talavera manchego ya ha sumado 44 puntos en 20 jornadas -2,2 de media-. El líder, el Puertollano, ya se ha embolsado 50, un pico que, en caso de mantener, le permitiría cerrar el curso en la barrera psicológica de los 100, una opción factible para el Zaragoza B, que ya suma 56 en el XVII.

  • 1