domingo, 18 noviembre 2018
10:47
, última actualización
Economía

El rival del monte de piedad

Las tiendas que compran oro y el alza de su precio marcan el negocio prendario.

el 22 nov 2011 / 20:43 h.

Tras tres años de crecimiento, la actividad de los montes de piedad, a través de la concesión de créditos prendarios, fundamentalmente el empeño de joyas, sufrió un importante frenazo en 2010, año en el que descendió un 18% el número de clientes con préstamos en vigor, hasta 186.171, la misma caída de quienes se acercaron por primera vez a este negocio (39.242) en España. El volumen de estas operaciones se situó en 219,5 millones, el 0,89% menos que el año anterior.

La razón hay que buscarla, por un lado, en la trayectoria ascendente que ha marcado la cotización del precio del oro en los mercados de materias primas, alcanzando cifras récord tras convertirse en un valor refugio para los inversores. Y, por otro y relacionado con lo anterior, por la proliferación de tiendas dedicadas a la compra de este metal, ofreciendo rentabilidades más jugosas para quienes se ven en la necesidad de empeñar joyas como vía para obtener un dinero rápido.

La patronal de las cajas de ahorros, CECA , presentó ayer la memoria de 2010 de estas instituciones crediticias , vivas desde hace más de 300 años, que nacieron con el objetivo de proporcionar crédito a las clases más modestas en condiciones alejadas de la usura. Casi siete de cada diez operaciones concedidas ese año no superaron los 600 euros.

Hoy resisten 18 montes de piedad, que suman 140 empleados. Cuatro de ellos vinculados a cajas -hoy ya con sus negocios financieros transferidos a bancos- andaluzas, Cajasol, Cajasur, Caja Granada y Unicaja.

Veamos sus números. 2010 se caracterizó por un considerable aumento de las cancelaciones de este tipo de préstamos que, salvo en el caso de Caja Granada, fue mayor que las nuevas concesiones. Entre los cuatro montes de piedad sumaron 88.063 préstamos concedidos, el 0,7% más que en 2009, y contabilizaron un total de 19.663 clientes nuevos el año pasado, si bien ascendían a 57.661 (un 11,8% menos) los que tenían vinculación con estas instituciones. Además, los préstamos en vigor experimentaron un descenso del 12,76%, hasta los 98.698.

Cajasol, con casi 15.000 clientes, fue la que registró un mayor importe medio en los préstamos concedidos (839 euros). La entidad señaló que el año pasado, al igual que hizo en 2009, incrementó un 25% los valores de tasación, pagó el gramo de oro fino a 12,25 euros y realizó 20.480 tasaciones. Los clientes recuperaron sus joyas en un 94,7% de los casos, después de recibir un préstamo a doce meses y a un 70% del valor de tasación. Además, augura que 2011 registrará una tendencia similar a 2010, cuando aumentaron un 30% las cancelaciones.

Unicaja continuó en el entorno de las 40.000 operaciones que se tradujeron en un importe de 18,1 millones de euros, el 14,6% más que el ejercicio precedente. Destacó especialmente el aumento del valor de tasación en un 60%, pasando de 8,3 a 13,33 euros el gramo de oro fino. El 94,5% de las garantías fueron recuperadas y obtuvo un sobreprecio del 95,1% (casi dos millones).

Cajasur constata que, en sus 1.098 nuevos clientes, baja de forma significativa la edad media. El valor de tasación aumenta y el gramo se paga a 12 euros, mientras que en las subastas obtiene un sobreprecio del 60%.

Con un importe medio de 650 euros, el monte de piedad de Caja Granada cuenta con 9.642 clientes, 1.884 de ellos nuevos.

  • 1