lunes, 10 diciembre 2018
21:07
, última actualización
Toros

El Rocío de Triana vuelve a apostar por la cantera taurina para su festival benéfico

Los noveles Alfonso Cadaval, Pablo Aguado, Rafa Serna, Carlos Corradini, Matías Bores y Carlos Llandrés actuarán a beneficio de las obras sociales y asistenciales de la corporación.

el 21 oct 2014 / 18:00 h.

TAGS:

Sevilla, 21/10/2014

Museo de la Ceramica Trianera (c/ Antillano CampLa hermandad del Rocío de Triana tiene todo listo para celebrar el II festival taurino a beneficio de sus obras sociales y asistenciales. Así lo anunció ayer el hermano mayor de la corporación, Ángel Rivas, en el Museo de la Cerámica de Triana amparado por el elenco de novilleros que actuará en el evento. El cartel es prácticamente calcado del que sirvió de escaparate a una nueva generación de toreros que ha devuelto al aficionado sevillano parte de las ilusiones perdidas: los novilleros Alfonso Cadaval, Pablo Aguado, Rafa Serna, Carlos Corradini, Matías Bores y Carlos Llandrés despacharán reses donadas por las vacadas de Julio de la Puerta, Luis Algarra, Manolo González, La Quinta, Toros de la Plata y Juan Pedro Domecq. La cita es el próximo 8 de noviembre en sesión matinal, con precios populares y en un escenario conocido como es la plaza de toros de Espartinas, que también cederá su recinto ferial aledaño para el guateque posterior.

Ángel Rivas reivindicó de una forma especial el destino benéfico de este acontecimiento y puso de manifiesto la amplitud de la obra social y asistencial de la hermandad del Rocío de Triana, que dividió en tres pilares fundamentales: la cotidiana bolsa de caridad, las colonias de verano para niños de familias desestructuradas y en hogares de acogida y el proyecto Rebeca que atiende a los discapacitados en Castilleja de la Cuesta, «que se ha convertido en el buque insignia de la obra social de nuestra hermandad».

El hermano mayor, que agradeció a los actuantes y a los ganaderos su colaboración desinteresada, también quiso destacar la ayuda del diestro Francisco Rivera Ordóñez, hermano de la corporación, que ha puesto todos los resortes de su empresa Tazdevil al servicio de su hermandad para facilitar la gestión y la organización del espectáculo. Rivas se felicitó de contar con una nómina de novilleros tan vinculada a la hermandad pero aclaró que la vocación del festejo pasaba por convertirlo en un trampolín para la cantera: «Cuando no estén ellos serán otros, de la ciudad o de la provincia, que quieran aprovechar el tirón social de esta hermandad para mostrarse ante el público de la mano del Rocío de Triana. Me encantaría que esto se perpetuara», precisó.

Pero Ángel Rivas no era la única fuerza viva que recibía a los medios en el museo trianero. Curro Pérez, alcalde de Triana, llegó acompañado de Manuel Alés y reivindicó el papel promocional que había jugado el festival en su primera edición. El edil recordó que «el mundo de los toros produjo el año pasado una noticia desagradable en relación con la ciudad –en alusión a la negativa de algunos toreros a actuar en Sevilla– pero hubo una segunda noticia que fue más importante que se sobrepuso a la primera: y es que hay toreros». En esa línea añadió que «eso se anticipó en el festival del año pasado. Los novilleros demostraron que hay un futuro grande en la fiesta y después se refrendó en la plaza de la Maestranza, pero la hermandad del Rocío de Triana ya había sabido verlo muy bien». El valor más rutilante de esa nueva generación es Pablo Aguado. El festival de Espartinas será su última actuación como novillero sin picadores antes de cambiar de escalafón en la feria de Olivenza a primeros de marzo. Será, explicó Aguado, «un día muy especial en el que finalizaré mi etapa como novillero sin caballos y no hay mejor manera para hacerlo que toreando para mi hermandad y por una causa tan buena».

El teniente de alcalde de Espartinas, Javier Jiménez, puso a disposición de los chicos la plaza de la localidad aljarafeña por si querían convertirla en el escenario de su debut. Jiménez avanzó que habría toros en su pueblo el 28 de febrero y el 1 de marzo de 2015 al cumplirse el décimo aniversario del coso de Tablantes. El regidor lanzó el guante a Espartaco: «Él la inauguró y podría estar en su décimo cumpleaños».

  • 1