Local

"El rock de ahora no es revolucionario"

el 20 oct 2011 / 10:24 h.

TAGS:

La formación original de Barón Rojo regalará a sus seguidores este sábado 22 de octubre en el Palacio Vistalegre de Madrid un concierto de "propina" dentro de su gira de 30 aniversario. Una noche para la que prometen cerca de tres horas con las canciones que les hicieron grandes, cargadas de denuncia y contestación social. Algo que Sherpa, Armando, Carlos y Hermes echan en falta en los actuales tiempos inciertos: "El rock no tiene nada de revolucionario últimamente".El batería Hermes Calabria plantea que en el rock "hay himnos clásicos que denuncian cosas y que siempre estarán vigentes, pero ahora no se usa para protestar contra el sistema, es una música melódica para escuchar". Es entonces cuando tercia Sherpa, vocalista y bajista, quien apostilla: "Revolucionarios fueron los Beatles y no hacían rock duro".


"A lo mejor los Slipknot no son revolucionarios pero son contestatarios porque están hartos del poder y del sistema y la suya es otra forma de protestar. Los rockeros siempre vamos a estar protestando y la Policía pegándote detrás de las orejas", plantea Sherpa, para después reconocer que sus letras de los ochenta han resultado ser "proféticas". "Es que si esperamos que la humanidad vaya cambiando maravillosamente, estamos muy equivocados".

Para el frontman del grupo, el cambio y la revolución "tiene que salir de uno mismo, tienes que salirte del rollo y meterte en tierra de nadie". A su juicio, "siempre van a existir el bien y el mal", y aunque "la humanidad avanza en derechos humanos, también lo hace en capacidad de tirarte una bomba y hacernos desaparecer a todos". En esta línea, Hermes lamenta la corriente "pesimista" actual, ya que "es muy triste que una sociedad entera esté deprimida".
Volviendo sobre el concierto de Vistalegre, el guitarrista asegura que están con "buen estado de ánimo" y que su intención es tocar cerca de tres horas, pues "hay tantas canciones que la gente quiere escuchar, que parece ser que si no das una muestra amplia se queda la mitad en el tintero". Armando recalca: "No dejo de sorprenderme cuando se te acerca un chaval de trece años y te dice que le encantas, y luego se te acerca uno como nosotros o más viejo y te dice lo mismo. Te sorprende gratamente y te das cuenta de que hicimos mucho".

  • 1