Local

El ruido del Metro obligará a poner pantallas acústicas

La conjunción del ruido de las carreteras y del Metro es lo que genera niveles acústicos altos entre la salida del túnel de San Juan y la estación de Cavaleri. Así lo señala un estudio encargado por la Junta, que pondrá pantallas o replantará vegetación para aliviar el sonido que llega a las casas.

el 16 sep 2009 / 03:31 h.

TAGS:

La conjunción del ruido de las carreteras y del Metro es lo que genera niveles acústicos altos entre la salida del túnel de San Juan y la estación de Cavaleri. Así lo señala un estudio encargado por la Junta, que pondrá pantallas o replantará vegetación para aliviar el sonido que llega a las casas.

El objetivo es que los vecinos puedan dormir, la siesta o de noche, sin problemas. Casi dos meses después de estrenarse la línea 1 y tras amolar las ruedas de los trenes e instalar engrasadores automáticos en las curvas, Ferrocarriles Andaluces instalará pantallas o repoblará ciertas zonas para garantizar el confort de los vecinos, hartos de denunciar el ruido que llega a sus casas. Dos estudios, uno del campo acústico y otro de una consultoría medioambiental, determinarán dónde se tendrán que colocar estas nuevas medidas contra la contaminación acústica y de qué clase serán, pese a que los niveles no superan los límites permitidos. "Aunque el Metro cumple la normativa, la Administración va a atender la petición de los vecinos, para eso se han encargado los estudios", apuntaron las fuentes consultadas.

El tramo estudiado es de alrededor de 1,8 kilómetros, desde la salida del túnel de San Juan hasta la estación de Cavaleri. Allí, según los cálculos matemáticos del estudio de campo que estará listo el lunes o el martes, no se sobrepasan los niveles permitidos, pese a las quejas. No obstante, cuando se suma el ruido del tráfico y el del suburbano, el panorama cambia.

La A-8057, la vía a Mairena, y la A-8058 de Coria son dos fuentes importantes de ruido, como así lo apuntan los estudios de campo acústico, y por eso la Junta instaló recientemente un pavimento absorbente en la carretera de Coria que redujo el nivel de ruido en ocho decibelios.

Según los cálculos del estudio de campo de la línea 1, a partir de 10 o 15 metros de la vía no se aprecia el ruido "respecto a la carretera", según los técnicos, quienes apuntan que en muchas ocasiones las pantallas de vegetación no son la solución.

El ruido, al igual que el agua, pasa por los huecos que encuentra entre las plantas y árboles, de ahí que lo más recomendable sea, afirman los expertos, las pantallas de materiales porosos (lana de roca u hormigón poroso, por ejemplo) con vegetación encima. "Así el núcleo es denso y el ruido no traspasa", explican los técnicos de una de las empresas contratadas por el Gobierno andaluz.

En Sevilla, de hecho, ya existen pantallas de este tipo, como la de la A-92 enfrente de Merkamueble o la instalada en la SE-30 entre la Gota de Leche e Hipercor.

Pese a todo, la Junta también baraja la posibilidad de replantar ciertas zonas verdes para, así, minimizar los ruidos sin necesidad de colocar pantallas acústicas que limitan la visión y que, en algunos casos, redireccionan el sonido hacia sitios no deseados.

Además, los técnicos añaden que la orografía del terreno entre la salida del túnel de San Juan y la estación del Metro de Cavaleri también influye "porque produce un efecto amplificador al estar las carreteras en un valle, entre dos montañas". "Lo importante a estudiar es el área de servidumbre acústica de una infraestructura. ¿Y qué estaba antes, la carretera o las viviendas?", preguntan los expertos, que también aluden a la "percepción subjetiva" del ruido.

  • 1