Local

El S. XXI busca regeneracionistas

Intelectuales del momento bucean en el espíritu del movimiento cultural de finales del  XIX

el 09 nov 2012 / 09:24 h.

TAGS:

Sevilla, finales del siglo XIX. La ciudad está en franca decadencia, perdido el esplendor de los años del comercio con América -las últimas colonias están a punto de perderse-; con un patrimonio que se vende "a saldos" tras la desamortización y unos artistas que emigran al quedarse sin el mercado de la Iglesia; un pueblo analfabeto, una aristocracia ruralizada y una burguesía pasiva que no toma el relevo en el mecenazgo; y un sistema político, la Restauración, que genera desencanto.

En este contexto, que guarda cierto paralelismo con el actual en el clima de desánimo, surge un movimiento regeneracionista que, frente a la hegemonía cultural de Francia o Alemania, pretende abrir Sevilla al mundo reivindicando su identidad que no el arquetipo pintoresco que los viajeros extranjeros han impuesto, una metrópolis moderna que haga honor a su pasado. Una generación de intelectuales de las letras (Demófilo, José María Izquierdo o Sales y Ferre), el arte (Jiménez Aranda, García Ramos) o la música (Falla, Joaquín Turina) tratan de sembrar una semilla desde instituciones como el Ateneo que lleven la cultura al pueblo para que sea él quien saque a Sevilla del letargo.

El regeneracionismo duró aproximadamente desde 1880 hasta el crac de 1929, que en Sevilla se retrasó hasta después de que se apagaran las luces de la Exposición Iberoamericana, una celebración que también impulsaron estos intelectuales precisamente para reivindicar el pasado americanista de la ciudad mientras la modernizaban. El mismo espíritu que guió la Expo del 92 a la que, igual que a su antecesora, siguió una crisis a la que la actual ha dejado en mero bache.

Reivindicar ese "momento de inquietud cultural e intelectual que no se ha vuelto a repetir", no solo por revisionismo histórico sino con el mismo espíritu de despertar conciencias que tuvo el regeneracionismo, es el objetivo del Foro Al-Andalus, un colectivo de profesionales de la ciudad de diversos ámbitos creado para ser una "cédula de la sociedad civil" que sirva para el enriquecimiento mediante el conocimiento. Ayer, el catedrático emérito de Literatura Española y académico de las Buenas Letras Rogelio Reyes Cano, el pintor y académico de Santa Isabel de Hungría Juan Lacomba y el profesor de música y secretario de la renacida Orquesta Bética que fundó Falla en esa época Joaquín Romero Lagares inauguraron un ciclo de conferencias sobre La reinvención de Sevilla, que recorrerá la cultura, la arquitectura, la economía, la política y las fiestas populares de ese fin de siglo regeneracionista.

Cada uno dibujó el panorama de su campo en la época. Unos literatos preocupados por alfabetizar al pueblo, unos artistas obligados a irse fuera para vender cuadros de las gitanas y el folclore que los viajeros románticos han exportado pero que logran reconvertir ese arquetipo en identidad y unos músicos que, en una ciudad de 150.000 o 200.000 habitantes pero con varios teatros de zarzuela y opéra, múltiples tiendas de música y hasta fábricas de pianos y donde se programaban conciertos a diario, empiezan a crear repertorios alternativos a los clásicos germánicos o la lírica italiana.

Este esplendor cultural, no obstante, duró poco, y no solo porque estalló la crisis. Para Rogelio Reyes, en Sevilla "los intentos de regeneración cultural siempre han sido de minorías. Dudo que incluso en aquellos años hubiese un compromiso cultural de la sociedad civil, una burguesía que se implicase". Es, a su juicio, un fallo del sistema educativo que no se ha resuelto. "Hoy la gente está más instruida pero dudo mucho que esté más educada", dijo, para aludir a la falta "de valores cívicos, de sentido de ciudadanía como responsabilidad compartida". Lacomba, más optimista, defendió que "ha habido momentos peores" y siempre hay gente con ideas y "ahora también habrá que echarle imaginación", mientras para Romero Lagares, "hay que plantar una semilla, como hace este foro".

  • 1