jueves, 21 febrero 2019
07:22
, última actualización
Economía

El Sabadell es el rival más fuerte de las cajas andaluzas en Cajasur

Mantendría marca, plantilla y red y llevaría a Córdoba su sede territorial, ahora en Málaga

el 25 jun 2010 / 19:23 h.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, en una reciente rueda de prensa.

El Banco Sabadell echará el resto para quedarse con Cajasur. Ya ha perfilado su oferta para adquirir la entidad andaluza, intervenida por el Banco de España, en la subasta pública que se pretende cerrar antes del próximo 15 de julio, y pasa por mantener la marca, las oficinas, la plantilla y la Obra Social, así como trasladar a la capital cordobesa la sede de la dirección territorial sur de todo el grupo financiero catalán, ahora radicada en Málaga.

Tras dos días en la capital cordobesa, el consejero delegado de la entidad bancaria, Jaime Guardiola, y su equipo han concluido que "hay que ir a por todas, pues Cajasur nos complementa, nos interesa y, además, tenemos ganas y recursos para hacerlo", indicaron fuentes del Sabadell, quienes detallaron las citadas claves de su oferta.

En cuanto a la Obra Social, la de Cajasur se arbitraría, según las fuentes, mediante una fundación que tendría una participación en el capital social (accionariado) del banco. Éste le pagaría dividendos con cargo al beneficio anual, siendo éstos el paquete principal del presupuesto para esa fundación. El Sabadell recuerda, en este sentido, su experiencia en fundaciones, y ahí está como demostración, agregan las fuentes, la de su filial Banco Herrero.

Sobre los recursos para la operación, aún no cifrados en la entidad catalana, que considera Andalucía como un mercado estratégico -no en vano, tiene un consejo consultivo regional propio-, señalan que no quedarían afectados por la fusión anunciada con el Banco Guipuzcoano, sobre el que lanzó ayer una OPA por el cien por ciento del capital. Ésta se pagará mediante un intercambio de acciones, y la toma de Cajasur se realizará con las aportaciones del fondo de rescate bancario FROB.

Por tanto, el Sabadell está dispuesto a llegar hasta el final, dado que la red comercial y el negocio de particulares de la entidad cordobesa complementan una actividad ahora muy centrada en la costa y en las empresas.

Pero Unicaja y Cajasol también pelearán fuerte en la puja. Ambas cajas, la vasca BBK y el Banco Sabadell son los candidatos con más posibilidades de adjudicarse Cajasur, según coinciden diversas fuentes financieras consultadas, que consideran como aspirantes más débiles a BBVA y Banca Cívica y descartan a Caja Madrid, cuya oferta encuentra una férrea oposición en la Junta de Andalucía, al tiempo que suscita muchos recelos en los rivales. Este periódico ha sondeado la opinión de éstos, y la mayoría cree que la entidad que preside Rodrigo Rato rompe el principio de igualdad de trato en una subasta pública, habida cuenta de que recibirá ayudas del FROB con el objetivo de sanear la alianza (o SIP) que acometerá con otras seis cajas, entre ellas Bancaja.

Por otro lado, la firmeza mostrada por el Sabadell hace ganar puntos a la posibilidad de que Unicaja y Cajasol concurran a la puja de Cajasur conjuntamente y no en solitario, tal y como quiere la propia Junta de Andalucía, que contemplaría ese gesto como una colaboración de gran trascendencia, pues allanaría el camino hacia la fusión entre la malagueña y la sevillana en el objetivo de caminar hacia el concepto de la gran caja, a la vez que conllevaría un acicate para superar esas viejas rencillas entre ambas provincias. Las fuentes lo expresan con este ejemplo: "Cuando el equipo de fútbol de un país gana una copa, ese país está unido en las celebraciones; aquí la copa es Cajasur".

No en vano, ya hay contactos para concebir un acercamiento en torno al BEF (Banco Europeo de Finanzas), en el que participan las cajas andaluzas. En este contexto, resuenan todavía las palabras de Antonio Pulido, presidente de Cajasol, cuando hace apenas dos semanas instaba a abandonar los "personalismos" en las alianzas y reconocía que miraba al sur.

Mientras tanto, en Unicaja, la que mejor conoce los números de Cajasur, se trabaja sobre las líneas del plan de negocio que en su día elaborara Boston Consulting -la cosede en Córdoba para el negocio occidental, marca y Obra Social aseguradas, etcétera-. Hasta el propio Banco de España ha reconocido la solvencia de la oferta malagueña. El solapamiento de oficinas, dicen fuentes del sector, no sería un problema, ya que hay un exceso de red y ajustarla mejora la eficiencia y reduce los costes, objetivos de toda la banca. Si esto es válido para Unicaja, también si va de la mano de Cajasol.

  • 1