sábado, 16 febrero 2019
10:30
, última actualización
Local

El safety saca a Alonso de quicio y también del podio

El asturiano habla de «manipulación» porque Lewis Hamilton adelantó al coche de seguridad.

el 28 jun 2010 / 05:39 h.

TAGS:

La presencia del coche de seguridad debido al accidente sufrido por el australiano Mark Webber (Red Bull) destrozó la carrera del español Fernando Alonso (Ferrari) en el Gran Premio de Europa, ya que de ir tercero en pista pasó a ser décimo y acabó en la octava posición tras las deliberaciones de los comisarios, que sancionaron a  nueve pilotos por maniobras irregulares con el safety. Webber sufrió un espectacular accidente al tocar con el coche de Kovalainen (Lotus) y que supuso que el monoplaza del australiano despegase del suelo y pasase por encima del finlandés hasta estrellarse contra las protecciones, si bien no tuvo consecuencia graves para la integridad física del piloto de Red Bull.

Al final de la carrera el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) se hizo con la segunda victoria de la temporada por delante del británico Lewis Hamilton (McLaren), mientras que en la tercera plaza quedó situado el también inglés Jenson Button (McLaren).

Sin embargo, el duelo de cabeza se vio desvirtuado por el accidente de Webber, ya que la entrada del coche de seguridad no perjudicó a Vettel y Hamilton, primero y segundo, respectivamente, en ese momento, mientras que los Ferrari de Fernando Alonso y el brasileño Felipe Massa quedaron relegados al medio del pelotón. En la salida, Hamilton, y los Ferrari de Alonso y Massa rebasaron a Webber, que partió segundo, antes de la primera curva y se situó a la estela de Vettel (Red Bull), si bien en la vuelta diez llegó el accidente de Webber, que cambió el panorama. Además, la entrada del coche de seguridad trajo más consecuencias. Hamilton fue investigado por adelantarlo y otros nueve coches también por superar el tiempo máximo permitido en una vuelta durante la estancia de safety en pista. El castigo a Hamilton no varió nada, ya que el británico sacó partido a su infracción, puesto que la dirección de carrera le penalizó con un paso por la calle de boxes que le mantuvo segundo.

Aunque Alonso logró pasar a Hulkenberg (Williams), luego tuvo un dura pugna con Sutil (Force India) primero y posteriormente con Buemi (Toro Rosso) a los que no pudo adelantar. En el caso de Pedro Martínez de la Rosa (Sauber BMW), completó la mejor carrera de la temporada, entrando en meta en la décima plaza, aunque la posterior sanción le quitaría el primer punto en el Mundial tras perder dos posiciones. Menos afortunado fue el también español Jaime Alguersuari (Toro Rosso) que tras un fin de semana en el que tuvo muchos problemas, quedó relegado a la decimotercera posición.

Los comisarios sancionaron con posterioridad a los nueve pilotos que estaban siendo investigados por haber rodado por debajo del tiempo mínimo establecido con el coche de seguridad en la pista, con cinco segundos a sumar a sus tiempos finales, es decir, a Pedro de la Rosa (Sauber), Vitaly Petrov (Renault), Vitantonio Liuzzi (Force India), Nico Hulkenberg (Williams), Sebasatien Buemi (Toro Rosso), Adrian Sutil (Force India), Jenson Button (McLaren), Rubens Barrichello (Williams) y Robert Kubica (Renault).

Estas sanciones permitieron a Fernando Alonso (Ferrari) ganar un puesto en la clasificación, en detrimento de Buemi, y Pedro de la Rosa perdió dos y su primer punto en el certamen, en beneficio de Nico Rosberg (Mercedes) y Felipe Massa (Ferrari). El alemán Timo Glock (Virgin), por ignorar las banderas azules que le indicaban que un coche le iba a adelantar, fue sancionado con veinte segundos.

Una carrera irreal. Fernando Alonso mostró su indignación tras el resultado del Gran Premio de Europa, que considera manipulado a partir del safety.“La carrera era para acabar segundo, pero con el coche de seguridad era para acabar octavo y noveno, pero aquí, normalmente cuando haces la cosa bien y respetas las banderas amarillas, quedas noveno, y uno que no las respeta (refiriéndose a Lewis Hamilton) queda segundo”, dijo.“Iba tercero después de hacer una buen salida, luego salió el coche de seguridad, lo que nos vino muy bien, solo que Hamilton adelantó al safety, algo que nunca había visto, con banderas amarillas, también al coche médico, íbamos un metro detrás el uno del otro y uno fue segundo y el otro noveno”, agregó.

Alonso añadió que “es lo que hay”. “Por desgracia todo va en contra de nosotros. Parece que permiten todo y es una pena, no por nosotros, las carreras son así, sino por todo el público que ha venido aquí. Los sesenta o setenta mil espectadores que han venido aquí y han visto una carrera manipulada”, señaló.

Sobre la investigación abierta a nueve coches por infracciones y que al final le permitió acabar en el puesto octavo, dijo que “cuantos más puntos mejor, lo que hay que analizar y ver son las cosas que han pasado hoy. La pena de la gente que ha visto en las gradas una carrera no del todo real e intentar mejorar para la próxima”.

Lewis Hamilton (McLaren) no se dio por aludido y ofreció una visión bien distinta de los acontecimientos. “Cuando estaba en la curva uno vi la línea del coche de seguridad y éste a mi lado, y pensé que lo había pasado antes, así que continué y eso es lo que ha pasado”, dijo.Sobre el toque que tuvo con el vencedor de la carrera en la primera curva al darse la salida, dijo: “iba por el interior. Me dejó un pequeño hueco pero nos hemos tocado y se me rompió el alerón delantero. Con el coche de seguridad aproveché para cambiarlo y el equipo hizo un gran trabajo para cambiar el morro del coche y los neumáticos”.“Después comencé a rodar a un ritmo mucho más fuerte, intenté presionarlo, pero es imposible pasar en este circuito cuando los coches están en un segundo, incluso llevando el conducto F”, añadió.

“Creo que es muy, muy positivo seguir liderando el campeonato del mundo. Tanto yo como Jenson Button hemos estado trabajando muy duro todo el año y los resultados muestran el esfuerzo que todo el mundo está haciendo”, comentó.

“Es fantástico conseguir los resultados que nos merecemos y estamos acortando las diferencias con Red Bull y espero que podamos superarlos”, añadió un sonriente Hamilton, nada que ver con el que mostraba Alonso.

  • 1